Portada, Sevilla

Ya hay propuesta para el Miércoles Santo de Sevilla de 2023

Ya hay propuesta para el Miércoles Santo de 2023 en la ciudad de Sevilla, de acuerdo con la información adelantada por el programa radiofónico de Canal Sur Radio «El Llamador». Según ha difundido el conocido espacio cofradiero, la propuesta, enunciada por el delegado de día, deberá ser ratificada por las corporaciones implicadas en una reunión que tendrá lugar el próximo 30 de noviembre.

La propuesta implica que la primera cofradía en acceder la campana seguiría siendo El Carmen, seguida de La Sed y San Bernardo, es decir como ocurriesecen 2022. Posteriormente accedería a la carrera oficial La Lanzada, por delante de Buen Fin. A continuación se incorporaría al recorrido oficial Los Panaderos. Tras ella llegaría El Baratillo y cerrarían la jornada El Cristo de Burgos y Las 7 Palabras, por este orden. En esta propuesta, el Buen Fin regresaría por el Postigo.

Cabe recordar que hace tan solo unos días, el hermano mayor del Buen Fin, Juan Antonio Díaz Rico, afirmaba, que ser segundos el Miércoles Santo, salir a las tres, tirar por el Postigo y renunciar a pasar por el barrio de San Lorenzo supondría «distorsionar nuestra estación de penitencia, desnaturalizarla completamente». Una posibilidad, la de pasar por el Postigo, que quedaría implementada, siempre según la información apuntada por el programa de Canal Sur, pendiente todo ello de la ratificación del próximo 30 de noviembre.

Cuestionado por la posibilidad de lo que quieran relegar a su cofradía al segundo puesto de la jornada, el hermano mayor ha reconocido que «la Hermandad está muy preocupada», toda vez que desde hace tiempo en redes sociales y algunos medios de comunicación se han venido publicando listados acerca de cómo debería ser el Miércoles Santo, situando al Buen Fin como la segunda del día. Un asunto que, en palabras del máximo responsable de la cofradía, está provocando una gran preocupación. En este sentido, el hermano mayor ha sido rotundo al afirmar que la Hermandad no ha dicho en ningún momento que quiera ser la segunda.

Respecto al itinerario, Díaz Rico afirmaba que siempre ha dicho que el problema fundamental es la llegada a la Campana añadiendo que «si cuando se llega a la Campana se cumplen estrictamente los horarios no hay ningún problema de vuelta», y subrayando que el problema es ir acumulando minutos de retraso, hermandad a hermandad. En este sentido, recordaba que el año pasado se llegaron a acumular cincuenta y dos minutos al final de la jornada. «Se tire por donde se tire al final el problema del Miércoles Santo sigue siendo el mismo», ha sentenciado.

«El Buen Fin está dispuesta a ir un sitio para adelante o dos sitios para detrás», desvelaba, añadiendo que «últimamente hemos dicho que podríamos ir por el Postigo, pero siempre yendo dos sitios hacia atrás para volver como vuelve el Dulce Nombre, hacia Tetuán e incorporarnos luego a nuestro antiguo recorrido por San Hermenegildo hacia Las Gavidia y hasta el barrio nuestro de San Lorenzo».

«Ir la segunda implica que tendríamos que ir al Museo y tirar por San Vicente, una calle inhóspita, de 650 metros de largo», explicaba antes de volver a incidir en que «el Buen Fin está dispuesta a colaborar en todo y hacer un esfuerzo, pero yo creo que todos tenemos que hacer un esfuerzo».

Ser los segundos implicaría, en palabras del hermano mayor ponerse en la calle a las tres o un poco antes, si el día se adelanta, recordando que se trata de un día laborable. Ello sumado a tirar por el Postigo y renunciar a pasar por su barrio de San Lorenzo supondría, en su opinión, «distorsionar nuestra estación de penitencia, desnaturalizarla completamente». Por eso volvió a repetir que los hermanos están muy preocupados y ha vuelto a dejar claro que la Hermandad no quiere ser segunda. Con la propuesta formulada, el Buen Fin no sería segunda, pero regresaría por el Postigo.