El Cirineo, ⭐ Portada, 💙 Opinión

Ahora, sí, señor Cabrero, necesitamos a la Esperanza en la calle

Muchos alabamos la medida adoptada por la Junta de Gobierno de la Hermandad de la Macarena, que preside José Antonio Fernández Cabrero, de que la Virgen de la Esperanza no protagonizara una salida procesional extraordinaria con motivo del 425 aniversario de la fundación de la Corporación de San Gil. Muchos lo aplaudimos porque llevamos años pregonando en el desierto, reclamando que las salidas extraordinarias hace mucho que dejaron de ser extraordinarias para convertirse en perfectamente ordinarias por culpa de la reiteración excesiva propiciada por quienes piensan que hay que celebrar con una procesión cualquier memez sin importancia.

Pero las circunstancias han cambiado. Nos enfrentamos a una crisis sanitaria y social de proporciones incalculables y consecuencias difícilmente evaluables en estos momentos, pero que, de entrada, nos ha robado las procesiones de Semana Santa, ha provocado el cierre de templos y el enclaustramiento más o menos agudizado de prácticamente toda la sociedad. Estamos viviendo una situación límite, que empeorará en los próximos días, en las próximas semanas… Una realidad inimaginable hace tan solo un suspiro que tendrá consecuencias desastrosas a nivel económico, pero sobre todo, a nivel humano.

En esta situación dramática necesitamos tener esperanza. Esperanza en un futuro en el que el sol brille sobre nosotros no solamente a través de la ventana. Un futuro en el que recuperemos nuestras vidas, los besos, los abrazos, las conversaciones, las confidencias, la convivencia y la risa compartida. Por eso, tal vez ahora sí sea necesario. Me dirán, y es verdad, que el Señor saldrá a la calle en unos meses, y que, a la vista de lo ocurrido, nadie duda de que su presencia bajo el cielo de Sevilla será más multitudinaria y dichosa que nunca. Que su Poder reparador servirá para sanar los corazones afligidos por el drama que nos ha tocado vivir.

Pero, ¿y Ella? ¿Por qué no también Ella? ¿Acaso no sería maravilloso soñar con tenerla frente a frente surcando sobre un mar de corazones cuando toda esta maldita tempestad amaine? ¿Acaso no adquiere ahora sentido que la Macarena reparta Esperanza por todos los rincones de Sevilla, por todos los rincones del universo cofrade? ¿Acaso no sería maravilloso que el otoño de Sevilla se inundase del olor del incienso y la cera derretida que impregna el caminar de la Reina de la primavera? Si las salidas extraordinarias hace mucho tiempo que perdieron su esencia y su verdadero sentido, que la Esperanza Macarena saliese a la calle cuando todo este infierno se difumine sí tendría todo el sentido del mundo. Todo el universo acudiría a la llamada de la Madre de Dios, quizá acompañando a su Hijo, el que todo lo puede… ¿por qué no? ¿Qué mejor modo de alimentar la Esperanza de quienes ahora la sueñan en la intimidad de su lejanía que saber que la tendrán derrochando sevillanía, en unos meses, cuando hayamos vencido este mal miserable?

Señor Fernández Cabrero: aplaudí con pleno convencimiento que la Virgen no saliese para celebrar un 425 aniversario, que una efeméride de estas características podía celebrarse de mil modos sin necesidad de una procesión más. Me pareció un acierto incuestionable, otra manera de conmemorar un acontecimiento de estas características, y así lo manifesté a voz en grito. Por eso me siento en la legitimidad de decirle del mismo modo, a voz en grito, que ahora sí. Ahora sí es el momento de promover que la Madre de Dios pueda salir a las calles para devolverle la Esperanza a Sevilla y el mundo entero y para celebrar, cuando Dios quiera que sea el momento, que la vida ha vencido. Ahora sí tiene sentido que la Esperanza llene de Esperanza el alma del universo cofrade y derrame su caricia en miles de espíritus sedientos de su luz. Ahora sí tiene sentido una salida extraordinaria, que devuelva la sonrisa a quienes sufren y lloran calladamente… Ahora, sí, Señor Cabrero, necesitamos a la Esperanza en la calle.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup