Jaén, 💜 De Cerca

Entrevista | Alejandro J. Mora: “Baeza y Santa María del Alcázar son dos términos inseparables”

Caminando por el Real de San Andrés, el equipo de Gente de Paz en Baeza, se encuentra a las puertas de la casa de la Madre de todos los baezanos con Alejandro J. Mora Raya, quien dentro de unas horas, se asomará de nuevo al atril para cantar las glorias de María. En estas horas previas a un nuevo agosto de olor a nardos, el pregonero de la Virgen nos abre las puertas de su corazón en esta entrevista.

«Santa María del Alcázar Coronada. Nuestra Madre se lo merece. Si todas las personas e instituciones van de la mano con este firme propósito, seguro que se conseguirá más pronto que tarde»

Alcázar ¿Qué te dice ese nombre?

Madre. Sobre todas las cosas es Madre. Y como consecuencia de ello, protectora de Baeza y de todos sus hijos. 

¿Qué supone para un baezano ser el pregonero de la Virgen?

Un honor, un privilegio y a la vez una gran responsabilidad. Para una Madre siempre se quiere lo mejor, y Baeza así lo demanda.

Por eso espero estar a la altura y corresponder a la confianza que se deposita siempre en un pregonero. 

Desde que la Hermana Mayor te encargó este pregón ¿Qué sentimientos has tenido durante su ejecución?

Que a la Virgen no le podía decir que no. Con ese pensamiento, a pesar de los difíciles momentos que hemos atravesado este año, me ayudaba a continuar con la exaltación. 

Un pregón muy especial, en un año histórico para la Archicofradía…

Somos eslabones de una larga cadena de fe que a lo largo del tiempo ha mantenido su amor a nuestra Patrona. Nuestra responsabilidad, precisamente en este año tan especial, es transmitir esta devoción a las futuras generaciones. 

¿Qué esperas que los baezanos recuerden de tu pregón?

Que fue un testimonio de amor, fe y devoción por nuestra Madre. Que Baeza y Santa María del Alcázar son dos términos inseparables. Que sin una no se entiende la otra. 

¿Cómo vive el pregonero el 15 de Agosto?

Como uno de los días más señalados del año. En Baeza, «el día de la Virgen» marca el calendario de nuestra vida cotidiana. Muchas cosas son «antes o después» del día de la Virgen.

Un día que para mí, como colaborador de la Junta de Gobierno de la Patrona, comienza desde muy temprano en su parroquia ayudando en todo lo que su Hermana Mayor solicita para la correcta celebración de la Solemne Fiesta religiosa de por la mañana y para la Procesión de nuestra Madre por la tarde. 

Y este año ¿Cómo debemos de vivir estos días de cultos a la Virgen?

Como una acción de gracias a nuestra Patrona, que a pesar de las dificultades, nos ha permitido un año más celebrar su novena junto a Ella. También con ilusión y esperanza. Una esperanza puesta en la Virgen, Ella siempre actúa, para que pronto podamos salir de esta pandemia y de todas las penalidades que ha ocasionado. 

«Quizá sea trabajo también de todas las Cofradías ser menos excluyentes y tener a nuestra Patrona como una referencia para todos»

¿Continúa viva la devoción a la Virgen del Alcázar en las generaciones venideras?

Su Archicofradía está trabajando para que así sea. Es cierto que en nuestra ciudad, donde la Semana Santa tiene un fuerte peso, a las cofradías de Gloria les cuesta más trabajo hacerse un hueco. Quizá sea trabajo también de todas las Cofradías ser menos excluyentes y tener a nuestra Patrona como una referencia para todos. 

Seamos o no hermanos de cuota de su Archicofradía, todos somos de la Virgen. De hecho muchas veces sin nombrar su advocación, cuando decimos sólo la Virgen, sabemos que hablamos de la Patrona. 

La Archicofradía Patronal trabaja de manera transversal en muchos aspectos: religioso, cultural, caritativo… para estar presente en todos los ámbitos de nuestra ciudad. También entre los más jóvenes y los niños. 

Otra cosa es la crisis de fe que atraviesa nuestra sociedad… 

Tu relación con la Archicofradía, no es nueva, pues siempre has sido fiel colaborador…

Soy hermano desde que nací. De hecho fue la primera cofradía a la que me apuntaron mis padres. Nací a finales del mes de julio, y el mes de agosto del mismo año ya era hermano de la Virgen y ya tenía su medalla. 

En la Junta de Gobierno entré desde que la dejó mi padre. Él era miembro de Junta con Ramón Escavias, y al entrar Paco Lucena como Hermano Mayor, me pasó el «testigo».

Desde entonces hasta ahora los distintos hermanos mayores han confiado en mí como vocal o colaborador… Y ahí seguimos fieles como dices. 

¿Cómo ves el estado de nuestras corporaciones post pandemia?

En las Juntas de Gobierno se sigue trabajando con mucha ilusión y proyectos. En algunas vocalías como caridad y cultos con mucha más intensidad quizá que antes de la pandemia. Incluso diría que con bastante más imaginación por ver lo que se puede y no se puede hacer, y cómo hacérselo llegar a todos los hermanos. 

Ahora bien, dos años sin que las Hermandades podamos hacer nuestras manifestaciones públicas de fe, seguro que pasa factura de una forma o de otra. 

La involucración de los hermanos una vez que nuestras cofradías regresen a las calles está por ver. Yo quisiera ser optimista… ya veremos. 

¿Habrá dificultades en ellas?

La principal, y ya lo hemos hablado en distintas ocasiones, es el enganche de los más jóvenes.  Dos años ya sin un compromiso estable… y a esa edad… La comodidad es muy tentadora, tanto para ellos como para todos. 

Especialmente me entristecen nuestros niños más pequeños. Sus abuelas no han podido hacerles aún su primera túnica. Su primer pequeño tambor no lo han podido tocar. No han podido ir de la mano o a hombros de su padres atajando calles para ver al Señor o a la Virgen en determinada esquina… tantos momentos que se han perdido, recuerdos que no se han vivido y que son fundamentales para la supervivencia de nuestras devociones y tradiciones. 

«La involucración de los hermanos una vez que nuestras cofradías regresen a las calles está por ver. Yo quisiera ser optimista… ya veremos»

¿Te ha resultado más complicado el realizar la Exaltación qué el Pregón Penitencial?

Tengo que reconocer que sí. 

Especialmente por la incertidumbre de no saber qué pasaría durante éste mes de agosto. Hasta no hace mucho tiempo tuve la esperanza de que sería de otra manera. Finalmente no ha podido ser. Dios lo ha querido así. Seguro que habrá un motivo. 

¿Consideras que está más cerca el sueño de los Baezanos?

Sin decirlo, todos sabemos a lo que te refieres… (se ríe)

Es un tema recurrente que cada cierto tiempo vuelve a relucir, aunque siempre está latente. Las distintas Juntas de Gobierno de la Archicofradía llevan ya tiempo trabajando para conseguirlo. 

Si todas las personas e instituciones van de la mano con este firme propósito, seguro que se conseguirá más pronto que tarde. Todos tienen que poner de su parte. Sería una magnífica acción de gracias. 

Santa María del Alcázar Coronada. Nuestra Madre se lo merece.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup