Advertisements
Córdoba, Galerias

Bendecida la Virgen con la que “comenzó el sueño”

Este Sábado de Pasión para la historia ha sido bendecida Nuestra Señora de la Paz Esperanza Reina de los Ángeles, la Virgen «con la que comenzó el sueño», tras la restauración a la que ha sido sometida por los imagineros cordobeses Juan Jiménez y Pablo Porras. La Virgen ha sido situada presidiendo el altar mayor de la parroquia de San Pedro de Nueva Carteya como una ocasión especial, para la celebración de la Eucaristía en Acción de Gracias y solemne besamanos.

Se trata, sin ningún género de duda, de una obra importante para ambos imagineros ya que “supuso el comienzo de un sueño y el primer paso efectuado en el camino de la imaginería”, tal y como ha manifestado Jiménez a este medio. Y para Juan Jiménez confluyen fuertes lazos adicionales, en la medida en la que fue fundador de la hermandad que le rinde pleitesía y además, Nueva Carteya es el pueblo donde vive desde su infancia y donde su familia reside al completo. “Es un gran honor y una satisfacción cofrade haber podido materializar junto a la Paz el sueño cofrade que desde pequeño sentía” ha declarado el artista.

D. Domingo Pérez Oteros, párroco de la localidad y consiliario de la hermandad, comenzó la celebración con la bendición de la Virgen tras la restauración. En el acto se encontraba una gran parte de la Junta de Gobierno y Damas Camareras de su hermana de la Quinta Angustia , quien además ofrecieron un ramo de flor a la Santísima Virgen a su llegada.

La imagen se encontraba magníficamente ataviada por el vestidor Francisco Mira Montoro, luciendo para el momento una saya diseñada por Juan Jiménez, ejecutada por Antonia González Luque, un manto de terciopelo italiano de seda en tono perla confeccionado por el taller de la hermandad y toca de sobremanto igualmente realizada por el taller de la corporación.

Para su tocado se han utilizado lamés de plata y randas de oro francés remarcadas de hojilla de oro, colocado a modo del clásico refregador que recuerda a Triana, sobre el que resalta la maravillosa cruz pectoral de brillantes y esmeraldas, que diseñara en el 2006 Juan Jiménez y realizara Pablo Porras, siendo complementado por el puñal de similares características que realizara Daniel Porras en el año 2014, compuesto de antiguas piezas de una tiara imperial. Para la ocasión la imagen ha portado corona realizada por Daniel Porras Castro para la colección particular del taller de los imagineros en 2013.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies