Córdoba, El Rocío

Carmen Bernal tiñe de magia la romería de la Hermandad del Rocío de Córdoba

En la noche de este sábado, como prólogo al pregón pronunciado por Francisco Javier Guerrero Tena, prioste de la Hermandad del Rocío de Córdoba, ha tenido lugar la presentación del cartel de la romería, obra de la cordobesa Carmen Isabel Bernal Humanes.

El cartel nos muestra a San Rafael, primer peregrino de Córdoba portando el Bendito y Glorioso Simpecado sobre la silueta de la Santísima Virgen, comienzo y fin del rociero. Como el sol y la luna, inspirados en la Salve rociera. Aparecen sobre la ciudad califal y la aldea del Rocío, de las que ambos son guardianes y protectores. Ambas localidades se unen por las aguas del Guadalquivir, ese río que lleva el cariño, las promesas, los sueños y todos los anhelos de los cordobeses ante la misma Patrona de Almonte.

Una nebulosa verde, color de la esperanza, envuelve la maravillosa escena. Una esperanza nunca perdida por todos los hijos de María. Estrellas en el firmamento. Estrellas de la noches de camino que arrebujaitos en la manta, los peregrinos pasan cantándole nanas al Divino Pastorcito. Unas estrellas muy significativas para la autora del cartel, pues representan a los que habitan en El Rocío del cielo. De forma muy especial para Carmen, representa a su abuela, con la que comparte nombre y a la que ha querido dedicar este cuadro.

Nacida en Córdoba hace 22 años, hija del insigne y reconocido escultor e imaginero Antonio Bernal Redondo, desde muy pequeña sintió atracción por el mundo del arte, demostrando rápidamente un talento tan notable como precoz para el dibujo y la pintura. Con la mayoría de edad ingresa en la Facultad de Bellas Artes de Sevilla, donde obtiene el Grado de Bellas Artes, y en la que actualmente cursa estudios de Conservación y Restauración de Obras de Arte.

A pesar de su juventud, ha realizado ya numerosas obras para hermandades y cofradías, especialmente en Córdoba, siendo destacables los carteles realizados para el 75 Aniversario de la hechura del Señor de la Humildad y Paciencia, en 2018, o el cartel anunciador de las Glorias de Córdoba de 2019.

Demostrando un gran dominio de esta disciplina, es también en el año 2018 cuando presenta su primera obra como imaginera, una dolorosa inspirada en el aclamado modelo paterno para la hermandad jiennense de la Caridad, derivado a su vez del que Antonio Bernal llevara a cabo para la hermandad malagueña del Dulce Nombre.