Advertisements
A paso mudá, Opinión

“Cofraudes”

Al que te pida, dale y al que desee pedirte prestado no le vuelvas la espalda.  (Mateo 5:42)

Cada vez tengo más claro que la Semana Santa y el mundo cofrade se está convirtiendo poco a poco en una festividad simplemente cultural, en la que la gente sale a las procesiones por cumplir y porque todo es bonito. Duele, pero creo que poco a poco, acabará siendo eso.

Mientras que hay personas que se vuelcan con su hermandad o hermandades durante todo el año, y no quieren ningún tipo de méritos, hay otras que trabajan lo justo, que se vuelcan menos de lo necesario y se dan golpes en el pecho poniéndose medallas. Personas solo de procesiones, de pisar la Iglesia nada más que el día de salida, personas que echan por tierra la Semana Santa de su pueblo/ciudad para defender otras.

Que yo sepa, la Semana Santa, independientemente del valor de las imágenes, es para vivir la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo, no para dar paseos con el costal por los ojos, tatuajes kanicofrades y presumir de hermandad solo ese día de la semana.

Este artículo me vino a la mente la semana pasada, cuando estaba en el Vía Crucis de las hermandades y cofradías de mi ciudad, y me encontré una situación algo peculiar. Apenas unas cincuenta personas acompañando al Señor por las calles, ya que estos actos parecen interesar poco a los “cofraudes”.

Lo más relevante fue, al paso por una calle, un señor mayor de rodillas, tenía pinta de ser vagabundo, de no pasar un buen momento, rezando a la imagen de Jesús Cautivo. Adivinen cuantas personas se pararon a preocuparse/darle una ayuda al caballero: cuatro personas.

Entonces, hay que replantearse el asunto. Hermanos y hermandad son conceptos que van unidos, que sabemos usarlos perfectamente pero que no sabemos llevarlos a la práctica.

Cofraudes”, seguid yendo a ver los pasos por sus bandas, por sus cortejos o por las formas de andar, que seguiremos manchando este mundo. Pero tened una cosa clara: cuando más lo necesitemos, Él siempre va a estar ahí, perdonando nuestras ofensas.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies