Opinión, Una mirada de Esperanza

Conjunción perfecta: El Carmen y Pasión de Linares

El binomio hizo las delicias de una Sevilla que se entregó al paso del Señor de la Paz

Seguimos viviendo del recuerdo que nos deja la Semana Santa de este 2022, una Semana Santa que nos ha dado mucho de qué hablar, tanto por lo esperada que era, como por las novedades que trajo consigo.

Una de estas novedades o estrenos (como queramos llamarlo) que más me ha sorprendido, aunque verdaderamente no tenía dudas, ha sido el nuevo acompañamiento musical del impresionante misterio del Carmen Doloroso, las Negaciones de San Pedro, a cargo de la Agrupación Musical La Pasión de Linares.

Como ya es sabido, está Agrupación Musical se estrenó en Sevilla tras el Cautivo de Santa Genoveva, el Lunes Santo del 2019, y este año, a pesar de la lluvia, ha vuelto a acompañar a un Cautivo que nunca caminará solo.

El Miércoles Santo, la Agrupación Musical de La Pasión de Linares, ponía música a Ntro. Padre Jesús de la Paz, creando uno de los binomios más bonitos de esta Semana Santa Sevillana.

Una sinfonía, que ha hecho las maravillas del andar de un misterio que por más que lo mires, es imposible captar tanto detalle.

Tuve la suerte, de poder verlo en riguroso directo y captar en las caras de Sevilla, las caras de asombro y de aceptación que tenía el binomio cuando se alejaba. La banda sonora que se creó detrás de Ntro. Padre Jesús de la Paz en las negaciones de San Pedro, fue de tal espectacularidad que es imposible poner ningún pero.

El nivel musical de la banda y el andar del misterio carmelita, hizo que todos los presentes quedaran prendados de esta bella estampa, o por lo menos así lo sentí yo y las personas que tenía alrededor.

Un momento que quedará guardado en la historia de la hermandad y de Sevilla, es la subida por la Cuesta del Bacalao con la nueva marcha dedicada a la hermandad, «Al oír el Canto» de Cristóbal López Gándara, que como he hablado anteriormente, dejó sin palabras a todos los que allí esperábamos al misterio de Omnium Sanctorum.

Un gran estreno, el que nos ha dejado esta Semana de Pasión, que estoy seguro que durará mucho tiempo porque está melodía de amor no ha hecho nada más que empezar. Mientras el Miércoles Santo siga cantando el gallo, La Pasión de Linares seguirá acompasándolo.