Advertisements
España, Opinión, Pentagrama, Racheando

Cuando no todo es la cantidad

La semana pasada se celebró en la ciudad de León el certamen “Cornetas por Aladina”. Un certamen que reunió a formaciones musicales de León capital, San Andrés del Rabanedo y Ponferrada. La solidaridad fue el nexo de unión para este evento, ya que todo lo recaudado sería destinado a la Fundación Aladina, quienes ayudan a los niños que luchan como guerreros para ganar la batalla al cáncer en las mejores condiciones posibles.

Anteriormente había acudido a este evento como músico, pero en esta ocasión, acudí como director de una formación pequeña como es mi banda, la Nazien de Ponferrada, ante las dudas que sus jóvenes componentes tenían de participar, siendo sólo 16 frente a los 80 o más que otras formaciones contaban en sus filas.

Claro que el número da mayor potencia en la calle, claro que el número otorga más confianza a una Hermandad a fijarse en ellos, pero no siempre se debe unir número a calidad. No se puede juzgar a una formación musical sólo por sus componentes que son, sin saber el trabajo que llevan detrás, a lo largo de un año, para defenderse y con gran nivel en cada una de las procesiones que tienen en su Semana Santa.

La suerte del evento que vivimos en León el pasado sábado fue que nadie fue juzgado por sus componentes, ni tan siquiera por la potencia, sino por la calidad de su música al ser interpretada. Y sólo puedo tener agradecimientos a todas las bandas por su exquisito trato a nuestra pequeña gran familia que es la Nazien. Felicitaciones por nuestra música, por nuestro esfuerzo, viniendo de bandas que tocan por toda España, como es La Cena de León, así como a los anfitriones como son las tres bandas de la Cofradía del Dulce Nombre de Jesús Nazareno.

Es de agradecer que formaciones de ese nivel, con cerca del centenar de componentes, apoyen a cada una de las formaciones pequeñas que comparten cartel con ellas y no se creen la mejor de su estilo. La solidaridad como punto de encuentro de todo el esfuerzo que se ha realizado todo un año, en un ambiente donde la Hermandad es la nota reseñable. Así si se pueden hacer cosas, aunque exista la innata pero sana rivalidad.

Y, por supuesto es de agradecer que las formaciones pequeñas sigamos luchando por nuestra esencia para que nuestras ciudades tengan un sitio entre las más grandes.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: