A paso mudá, 💙 Opinión

Cuestión de ser hermandad

Este último ha sido un fin de semana intenso en las hermandades de la ciudad de Sevilla. Elecciones en San Benito y en San Gonzalo y Cabildo Extraordinario en las Siete Palabras.

En primer lugar, es satisfactorio ver como en la Hermandad de San Benito, han participado una gran cantidad de hermanos en las elecciones, siendo un total de 1081. Se trata de una hermandad de unos 4900 hermanos aproximadamente, en la cual D. José Glez. Quirós ha salido electo como hermano mayor de la corporación de «La Calzá». Por su parte, desde el otro lado de la ciudad hispalense, es curioso comprobar como en la Hermandad de San Gonzalo ha sido imposible llegar al quórum establecido, o lo que es lo mismo, ni el 20% de hermanos con derecho a voto, lo han ejercido, siendo una hermandad que supera los 5500 hermanos, así como los 2000 nazarenos.

Seguidamente, desde los hermanos de las Siete Palabras, hemos podido comprobar una vez más la negativa a cambiar la imagen de la Virgen de la Cabeza, titular mariana de la corporación de San Vicente. Una vez más, impera el sentido común en la mayoría de sus hermanos, puesto que una hermandad no es jugar a juegos, valga la redundancia, en los que creamos hermandades a nuestro gusto. Las imágenes se respetan, las devociones se respetan.

Mi reflexión respecto a todo lo ocurrido es una y clara: más ser hermandad, y menos ser cofradía. Está comprobado que ambos conceptos aún no son diferenciados por el público y por los hermanos de las hermandades. ¿Cómo puede ser que ocurran cosas en Sevilla, cuna de la Semana Santa, como las que han ocurrido este fin de Semana? Miren ustedes, si quieren cambiar la Virgen, creen una nueva hermandad; si quieren presumir de «la hermandad más grande del Lunes Santo», vayan a votar. Sevilla no puede permitirse más postureo y luego ver cosas como estas. Atrás quedaron las excusas.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup