Advertisements
Sevilla, ⭐ Portada, 💚 El Rincón de la Memoria

Curiosidades sobre la Virgen de los Reyes

La historia de la patrona de la ciudad es tan extensa que todavía quedan cientos de datos y curiosidades por saber. Las investigaciones han arrojado luz sobre algunos de ellos pero aún duermen documentos esperando ser rescatados que ofrecerían noticias inéditas. A continuación, mostramos tan solo curiosidades sobre la Virgen de los Reyes, algunas de ellas bastante llamativas.

1.- De procedencia francesa. Relacionada con talleres de París que trabajaron en el segundo cuarto del siglo XIII, hacia 1240, algunas teorías apuntan a que fue un regalo de san Luis a su primo Fernando. Hernández Díaz detalla: «La escultura […] mide un metro setenta y seis centímetros, con cabeza y manos modeladas y probablemente también los pies, que no fueron examinados por no ser conveniente quitar las medidas que lo cubren». De madera, «en algunos trozos me recordaba el ciprés y en otros muchos el alerce, y está revestido de una piel finísima». El Divino Infante mide sesenta centímetros. Martínez Alcalde le dedica hermosas palabras: «La más alta y brillante lumbrera del firmamento mariano hispalense, con resplandores propios —no igualados ni superados— dentro de tan singular e interminable constelación».

Detalle de la capilla real según Matías de Arteaga. Fondo de la BNE

2.- De Santa María de Sevilla a Nuestra Señora de los Reyes. Era el nombre con el que se conocía en sus orígenes. En la obra Documentación e Itinerario de Alfonso X el Sabio, de Manuel González y María Antonia Carmona, se rescatan las palabras de este sobre el funeral de su padre: «El 1 de junio […] la fúnebre comitiva trasladó los restos del monarca santo desde el alcázar a la mezquita […] et fue enterrado delante l´altar de Santa María de Sevilla». La imagen, dispuesta en la capilla real se encontraba en el lugar donde fueron enterrados otros monarcas entre ellos Alfonso X el Sabio, —quien también está en Murcia—. Era por tanto un lugar sacro donde quedaba patente la relación de la imagen con la monarquía. Regio por partida doble, con la Madre de Dios, reina de todo lo creado, presidiendo el espacio bajo la cual reposaban los restos de miembros de la realeza. Con el paso del tiempo comenzó a denominarse. En el siglo XVI las referencias la señalan como la Virgen de la capilla de los reyes. En torno a mediados de la misma centuria, hallamos la denominación que ha llegado hasta nuestros días: Nuestra Señora de los Reyes. Pero también fue conocida como Nuestra Señora de los Ángeles. Hernández Díaz, en La Virgen de los Reyes, patrona de Sevilla y de la archidiócesis: estudio iconográfico detalla la afirmación de Maldonado. Expone con relación a las apariciones de la Virgen que la primera acaece en un viaje a Alcalá de Guadaíra: «Debió acaecer el 2 de agosto de 1248, y fundándose en que la Iglesia celebra dicho día la fiesta de la Porciúncula, razona el título de Nuestra Señora de los Ángeles, con que afirma que fue venerada la patrona de Sevilla».

Mecanismo en el interior de la imagen. Hernández Díaz

3.- Imagen “viviente”. Este grupo de imágenes cobró especial significación durante el reinado de Alfonso X. Así lo demuestra Alejandro García Avilés en Imágenes `vivientes’: idolatría y herejía en las Cantigas de Alfonso X el Sabio. Al cobrar vida, se reforzaba el papel mediados con lo sagrado. La Virgen movía los brazos y la cabeza. Pero también podía flexionar las rodillas, pudiéndose poner de pie. El dibujo que recoge Hernández Díaz, en el estudio sobre la patrona, de Gestoso muestra el mecanismo que la efigie tiene en su interior, visible a través de la espalda. Hoy inutilizado, debió causar gran impresión entre los fieles. El Niño también podía realizar movimientos.

4.- Camino de Triana. Se trata de la efigie que en mayor número de ocasiones ha salido en procesión extraordinaria. Una de ellas aconteció en 1532. A la altura del castillo de san Jorge acudió santa Ana, «a recibir a esta con su simulacro hasta el puente», según recoge Ortiz de Zúñiga en sus Anales. La Virgen predilecta de Fernando III acudía a la catedral del viejo arrabal, mandada edificar por Alfonso X, su hijo. La procesión se organizó con motivo de la victoria de Carlos I de España y V de Alemania ante Solimán el Magnífico en el sitio de Viena. Juan Carrero, quien recoge multitud de fechas sobre las salidas extraordinarias, apunta que en 1521, once años antes, ya había cruzado el puente de barcas para pedir por el fin de la sequía.

Recreación de Sevilla en 1500. Arturo Redondo

5.- La primera coronación canónica de Andalucía

Los días 1, 2 y 3 de diciembre de 1904 se celebró el triduo preparatorio con motivo de la coronación canónica de la imagen. La presea fue impuesta por el cardenal Ciriaco María Sancha, arzobispo de Toledo y primado de España. Entre los ríos de tinta que corren sobre este acontecimiento, las palabras de Santiago Montoto relatan un ambiente idílico: «Nunca fue la Catedral más Catedral que en aquellos instantes. Una muchedumbre enfervorizada se apretaba y parecía elevarse, como los místicos con sus visiones, para presenciar tanta dicha».

La Virgen de los Reyes en la década de los años 20. Archivo Serrano. Fototeca Municipal de Sevilla
Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup