Advertisements
Sendero de Sueños

De nuevo ahí, en el palo

La vida son decisiones que tomamos. Acertadas o desacertadas, según las personas que nos rodean, porque creo que para aquel que las adopta son las adecuadas para ese momento en concreto. Eso tuvo que pensar mi amiga o tantas otras cuando el destino las llamó a encarnar el más hermoso milagro de la vida o algún familiar fue llamado a la Divina Presencia del Señor y la Santísima Virgen, y todo lo que les rodeaba carecía de sentido.

El tiempo pasa. Las horas vuelan. El corazón sigue acelerándose cuando escuchas el sonido del rachear de las zapatillas. El suave beso entre el fleco, la bellota y el varal. Siguen tus pies marcando el izquierdo, como antaño hizo. ¡Bendito oficio el de costaler@! Que sobre tu cerviz llevas al mismo Dios y su Bendita Madre, sin más afán que ser sus pies y portar la verdadera fe hasta el propio corazón de tu ciudad.

Vuelves a sentir ese nerviosismo de los primeros años, pero cuando salgas te estarán esperando los más hermosos regalos que la vida te dio y te dirán: ¡Mami! Y te volverás a ceñir la faja y el costal. Y a madrugar o trasnochar por los días de ensayo. Pero todo lo harás con alegría, porque la fuerza de tu fe ha vuelto a despertar en ti gracias a los pequeños milagros de la vida que llevaste en tus entrañas.

Advertisements
Anuncios

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies