A paso mudá, 💙 Opinión

El acomodamiento del músico

Hace varios días, pude darme cuenta como son realmente algunas bandas y pude llegar a la conclusión de que la clase alta de éstas también va en decadencia. Me explico:

Estas bandas «top», exceptuando a dos o tres, maquillan su número de componentes con la fama del nombre de la formación, y solo va la banda completa y por supuesto, si tienen juvenil, con parte de ella, cuando tienen actuación en su propia ciudad.

En cambio, si la actuación es fuera y la banda, por ejemplo, es de 120 personas, se presentan 90. ¿Qué quiero decir con esto? Pues que en las bandas grandes, a mi parecer, hay más permisividad a la hora de ir a tocar, y esto lo he podido comprobar en ciudades como Córdoba, Sevilla o Jaén.

Recuerdo haber estado el mes pasado en un certamen donde una banda no tan juvenil actuaba el mismo día que lo hacía su banda no tan mayor, y aquello fue un mal trago para algunos. Cuando los que tiran del carro no están, las cosas quizá no salen como se esperaba.

Es por ello que podamos ver actuaciones con bandas con nombre que realmente no sean esas bandas, que puedan tapar algo con el nombre, pero lo que está claro es que el músico cofrade está muy acomodado y se le permite todo. Pero ya, es tarde para darle solución.

Sigamos disfrutando de la Cuaresma.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup