Portada, Sevilla

El alcalde de Sevilla destaca el éxito en la organización de una Semana Santa sin incidencias destacables, una afluencia masiva y un impacto turístico y económico similar al de 2019 antes de la pandemia

El uso masivo del transporte público, la coordinación del dispositivo sanitario y la rápida atención facilitada por las vías de evacuación, el buen discurrir de las cofradías tras asegurarse su paso en los cruces y la colaboración que, en general, han tenido los comerciantes y hosteleros han marcado también esta Semana Santa

La ocupación hotelera acumulada del 90 por ciento y rozando el lleno en las últimas jornadas y las visitas al Real Alcázar, que han recuperado los niveles de 2019, son indicadores que sirven de referencia para constatar la recuperación económica y turística

El alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, ha destacado hoy la normalidad y, por tanto, la ausencia de incidencias destacables con las que ha transcurrido esta Semana Santa, tras dos años sin su celebración, así como la gran afluencia de público y el impacto turístico y económico que ha supuesto para la ciudad. “Sin duda, la organización de la totalidad de los servicios públicos coordinados en torno al CECOP y de estos con las distintas hermandades y con el Consejo ha sido un éxito. De hecho, el dato de movimientos de personas contabilizados por las cámaras de seguridad y control, con más de 2,3 millones durante esta semana, revela la magnitud de esta organización. Como alcalde y en nombre de la ciudad, quiero trasladar mi agradecimiento a estos servicios y a sus trabajadores y trabajadoras”, ha dicho el alcalde.

En concreto, en el CECOP Semana Santa 2022 han participado Policía Local, Bomberos, Guardia Civil, Policía Nacional, Unidad Adscrita, Protección Civil, Bomberos, EPES 061, 112, Metro de Sevilla, varias áreas del Ayuntamiento (entre ellas, Movilidad, Salud, Centro de Protección y Control Animal, Laboratorio Municipal, Fiestas Mayores, Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente, Parques y Jardines, Área de Consumo) y sus empresas públicas Lipasam, Tussam y Emasesa, y cuenta también con la presencia de la Confederación de Empresarios de Sevilla, CES, Aprocom, Alcentro y Asociación de Hosteleros.

“Se han coordinado servicios públicos de distintas administraciones públicas (municipal, autonómica y estatal) y también entres estos y las empresas y las hermandades para, entre todos, trabajar en el objetivo común de una Semana Santa donde las cofradías han tenido un buen discurrir de sus cortejos procesionales, garantizándose especialmente el paso en los cruces, el público ha podido disfrutar y ha recurrido masivamente a los transportes públicos, las asistencias sanitarias han podido resolverse con rapidez gracias sobre todo a la colaboración entre los distintos servicios sanitarios, las vías de evacuación habilitadas y la cada vez mejor preparación de las propias hermandades y ha habido una elevada ocupación hotelera y, en consecuencia, presencia de turistas, de forma que a nivel económico ha sido igual o incluso mejor que la última Semana Santa previa a la pandemia: la de 2019”, ha desgranado el alcalde.

En cuanto a los principales números de la Semana Santa, hasta el Sábado Santo las cámaras de vigilancia y control de aforos del dispositivo de seguridad habían contabilizado más de 2,3 millones de movimientos de personas. Tussam había trasladado a casi 1,9 millones de pasajeros y el Metro de Sevilla, a casi 655.000. El grado de ocupación media de los aparcamientos públicos más cercanos al Centro rondó el 85 por ciento en el conjunto de la Semana Santa.

De las más de 600 atenciones sanitarias efectuadas, la inmensa mayoría fueron por efectos del calor, así como mareos, desvanecimientos o síncopes, siendo las más graves las cuatro personas infartadas, una de ellas fallecidas. Las vías de evacuación establecidas en distintos enclaves del Casco Antiguo fueron fundamentales para el acceso de los servicios médicos, así como la ejecución del programa Semana Santa Cardioasegurada.

En lo que respecta a la labor de Lipasam, junto con la inmediata labor realizada tras el paso de cada cortejo procesional y el trabajo de retirada de la cera del suelo, que se prolongará durante varias semanas, hasta el sábado había retirado 1.065.473 kilos de residuos en las áreas de influencia de la Semana Santa, y durante cada jornada se han distribuido miles de bolsas y ‘pipeleras’ en la Carrera Oficial. En este sentido, se ha notado una mayor concienciación ciudadana en cuanto a la limpieza.

El alcalde de Sevila, asimismo, ha destacado la colaboración que, en términos generales, han tenido las empresas de hostelería, hotelería y comercio en el cumplimiento de las normativas en cuanto a horarios de cierre y restricciones en la venta de alcohol, de ahí que también haya trasladado su agradecimiento a sus distintas asociaciones empresariales. En este sentido, ha recordado que se ha garantizado en todo momento el abastecimiento de productos gracias a la programación de carga y descarga que se ha facilitado por parte del Área de Movilidad.

Por último, los indicadores turísticos de la ciudad apuntan a una media del 90 por ciento de ocupación hotelera durante la Semana Santa, con las últimas jornadas –desde el Miércoles Santo– en torno al 95 por ciento. Un indicador que también marca la evolución del turismo en la ciudad son las visitas al Real Alcázar, que ha registrado una media diaria superior a las 6.100, volumen que las equiparan a las contabilizadas en 2019.