Córdoba, Portada

El Cristo de la Confianza de Ciudad Jardín será repuesto al culto el 21 de octubre tras ser restaurado

Ana Infante de la Torre ha recuperado todo el esplendor del Cristo

Como es sabido, la imagen del Santísimo Cristo de la Confianza ha estado inmersa desde el pasado abril en un proceso de restauración de cara al curso que comienza. La sagrada talla de la parroquia de la Inmaculada Concepción y San Alberto Magno, radicada en el barrio de Ciudad Jardín de Córdoba, ha sido intervenida por Ana Infante de la Torre, conocida restauradora y conservadora que ya ha trabajado con otras imágenes de la ciudad de los Omeyas.

Según fuentes parroquiales que han atendido a este medio, la talla cristífera ha sido sometida a un proceso de limpieza que ha continuado con la restauración de diferentes desperfectos producidos por el paso del tiempo. Asimismo, el plan de actuación incluye el reforzamiento de la zona de los hombros con espigas de fibra de vidrio, un material flexible que reduciría las consecuencias derivadas de su exposición pública. Concluido el proceso de restauración la imagen regresará a su parroquia el próximo viernes 21 de octubre.

Con tal motivo la parroquia celebrará una Santa Misa a las 9:30. A su conclusión, a partir de las 10:00, la sagrada imagen será expuesta a la veneración de los fieles hasta las 13:30. Ya por la tarde a partir de las 17:00 y hasta las 19:00 se reanudará la veneración que culminará a las 19:30 con una Misa solemne de acción de gracias. A las 20:00 tendrá lugar la presentación de la Fraternidad del Santísimo Cristo de la Confianza, que rendirá culto al imponente crucificado tras la cual, a las 20:30, la restauradora Ana Infante de la Rosa pronunciará una conferencia que incluirá la proyección de imágenes del estado y el proceso de restauración al que ha seguido sometida la imagen.

El Santísimo Cristo de la Confianza es, sin duda, una de las mayores joyas de este barrio cordobés, cuyo grupo de fieles devotos crece día a día. El propio párroco, D. Francisco Jesús Granados Lara, junto con los grupos parroquiales de su sede canónica, está llevando a cabo una notable labor pastoral que incide también en la conservación de los bienes artísticos de la iglesia. Del mismo modo, la parroquia de la Inmaculada Concepción y San Alberto Magno ha sido el centro de una gran actividad devocional en los últimos años, con salidas procesionales tan notorias como la de la Virgen de Fátima y el via crucis del mismísimo Cristo de la Confianza, todo ello para potenciar la revivificación de su barrio.