Portada, Sevilla

El Gobierno ordena la exhumación en Sevilla de los restos de Queipo de Llano y su traslado «a la mayor brevedad»

José Antonio Fernández Cabrero, indica que La Macarena no debe tomar una «decisión» propia al estar sus hermanos «divididos»

La Secretaría de Estado de Memoria Democrática, ha enviado una carta a la Hermandad de la Macarena, firmada por su responsable, Fernando Martínez López, ordenándole que proceda “a la mayor brevedad” a la exhumación y traslado de los restos del general Queipo de Llano. Según recoge la carta, «esta nueva norma pretende cerrar una deuda de la democracia española con su pasado y fomentar un discurso común basado en la defensa de la paz, el pluralismo y la condena de toda forma de totalitarismo político que ponga en riesgo el efectivo disfrute de los derechos y libertades inherentes a la dignidad humana».

La misiva indica que «durante los últimos años, la paradoja que supone esta presencia en un recinto religioso destinado al culto y la oración ha sido objeto de un amplio debate social, del que se han hecho eco numerosos medios informativos y publicaciones nacionales e internacionales» y añade que como «muestra de respeto hacia las víctimas y sus familiares, y en cumplimiento de lo previsto en la nueva ley, es obligado poner fin a esta situación».

La carta da respuesta a las declaraciones de Fernández Cabrero, quien el pasado miércoles manifestó en rueda de prensa que la hermandad está «esperando que le digan qué tiene que hacer» ante la entrada en vigor de la Ley de Memoria Democrática que obliga a retirar los restos de ambos de la basílica de la entidad. Según recoge la carta, esta nueva norma «pretende cerrar una deuda de la democracia española con su pasado y fomentar un discurso común basado en la defensa de la paz, el pluralismo y la condena de toda forma de totalitarismo político que ponga en riesgo el efectivo disfrute de los derechos y libertades inherentes a la dignidad humana».

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, subrayaba este viernes, en relación a la posibilidad de retirar de la basílica de la hermandad de La Macarena de Sevilla la tumba del general español Gonzalo Queipo de Llano en aplicación de la nueva Ley de Memoria Democrática, que dicha ley debe «ser cumplida en sus términos estrictos, y así va a ser». De igual modo habrá que proceder con los restos mortales de Francisco Bohórquez Vecina, auditor de guerra y responsable de la ejecución de sentencias con aplicación de bando de guerra.

Al respecto de este asunto, el pasado miércoles, el hermano mayor de la Macarena, José Antonio Fernández Cabrero, manifestó que la hermandad «está esperando que le digan qué tiene que hacer» ante la nueva Ley de Memoria Democrática, que, según el Gobierno, obliga a retirar de la basílica de la entidad la tumba del general español Gonzalo Queipo de Llano, «por los fusilamientos perpetrados bajo su mando tras el golpe de estado de 1936». Según sostuvo el hermano mayor, La Macarena no debe tomar una «decisión» propia al estar sus hermanos «divididos», con lo que urgió a «arbitrar el decreto» estatal que determine la actuación a adoptar.