Jaén

El Obispado de Jaén considera que las directrices de la Junta sobre procesiones están «en consonancia» con su decreto

El Obispado de Jaén ha señalado este jueves que las directrices de la Junta de Andalucía sobre las procesiones están «en consonancia» con el decreto que recientemente emitió sobre los cultos externos para «una vuelta prudente y progresiva a la normalidad».

Así lo han indicado a fuentes de la Diócesis jiennense tras la reunión de este miércoles del Comité Regional de Alto Impacto en Salud Pública, el conocido como comité de expertos, en el que se ha planteado la relajación de medidas anticovid en diversos ámbitos, incluido el de las manifestaciones religiosas.

Para el Obispado, esas indicaciones del Gobierno autonómico «están en consonancia con el decreto episcopal que la Diócesis de Jaén hizo público hace unos días, en el que se pide una vuelta prudente y progresiva a la normalidad».

«Este virus nos ha enseñado a no planificar a largo plazo, sino atendiendo las necesidades eventuales que los contagios y las hospitalizaciones van requiriendo en cada momento. La vuelta a la normalidad es deseable para todos y siempre primando la seguridad de las personas», ha asegurado.

En concreto, desde la Junta se han hecho una serie de recomendaciones para el culto externo (procesiones en la vía pública), como que las personas que porten las imágenes tengan la pauta de vacunación completa o certificado de recuperación de la enfermedad; que esas personas que participen en la procesión lleven mascarillas, y que el número de personas que porten las imágenes sea el mínimo necesario, sin menoscabo de la seguridad, debiendo procurarse la mayor distancia posible y segura entre ellos.

Así, se procurarán itinerarios que no sean largos y que atraviesen vías o calles lo suficientemente anchas para evitar las aglomeraciones del público, evitándose las calles estrechas; se realizarán en días y horarios que minimicen una gran afluencia de público y en el caso de acompañarse de bandas de música, éstas cumplirán lo estipulado en la normativa vigente y se tomarán las medidas de vigilancia oportunas para evitar aglomeraciones del público.

Con respecto al decreto de la Diócesis de Jaén, fue firmado el pasado 2 de septiembre por el obispo, Amadeo Rodríguez Magro, y ha hecho posible ya la vuelta de las primeras procesiones en la provincia, aunque con condiciones. En él, se alude a la «evolución moderadamente positiva de la situación sanitaria» provocada por la covid-19 y establece los requisitos para poder realizar actos religiosos externos que «siempre» deberán ser respetados.

En primer lugar, «será necesaria siempre la autorización de la autoridad eclesiástica para cada acto de culto público a una imagen fuera de un templo». Además, se autorizarán las manifestaciones públicas que estén contempladas en los estatutos de las respectivas cofradías y hermandades, excluyendo cualquiera de carácter extraordinario que no esté debidamente justificada.

También «será imprescindible que las hermandades y cofradías que deseen realizar un acto de culto público cuenten con el visto bueno de la autoridad civil competente». Junto a ello, «se evitará realizar el recorrido de las imágenes por calles estrechas para no dar lugar a aglomeración de personas» y se deberá observar en todo momento lo establecido por las autoridades sanitarias en lo relativo al uso de mascarillas y distanciamiento social.

«Por lo tanto, en el traslado de las imágenes deberán usarse, en vez de los tronos y pasos habituales, parihuelas y andas de menor tamaño, que permitan mantener la distancia entre quienes las porten», continúa el decreto del Obispado jiennense.

De otro lado, «se evitará la intervención de bandas de música y de cualquier otro tipo de acompañamiento musical durante este intervalo transitorio de tiempo y hasta que no se recupere la situación previa a la actual pandemia», mientras que «se aconseja vivamente que se acorte el recorrido procesional, dado que la situación actual no es aún de absoluta normalidad».

«Tanto los organizadores como los participantes en este tipo de actos deberán tener siempre la prudencia que la actual situación exige, cumpliendo también estrictamente la normativa sanitaria que esté en vigor cuando se realice un acto de culto público externo», concluye el texto.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup