Córdoba, ⭐ Portada

El palio de La O, trasladado a la Catedral

El 29 de octubre de 2021 la Virgen será trasladada desde la Parroquia de la Aurora hasta la Santa Iglesia Catedral, donde el día 30 presidirá una Misa Estacional y permanecerá hasta su regreso triunfal, al día siguiente, en su paso de palio

Pese a las malas previsiones meteorológicas, inasequible al desaliento, la Pro-Hermandad de la O continua concretando detalles con vistas a la histórica salida extraordinaria prevista para el próximo domingo. Con la mirada puesta en la salida procesional, el paso de palio está siendo trasladado públicamente este miércoles al templo mayor de la diócesis. Una mudá que está dejando imágenes para el recuerdo y,¿por qué no decirlo? propiciando la emoción y el brillo en la mirada en muchos de los que están acompañando el devenir de la cuadrilla costalera bajo el frío de la noche otoñal.

Hace tan sólo unas horas, la corporación de Fátima anunciaba que “por razones ajenas a nuestra Hermandad nos vemos en la tesitura de tener que adelantar a las 20 horas el traslado del viernes 29 hacia la Santa Iglesia Catedral con Nuestra Titular”. De este modo, el recorrido del viernes 29 sería: Plaza Mahatma Gandhi, Avda. Blas Infante, Avda. Carlos III, Calle Cinco Caballeros, Sagunto, Jardines Elena Moyano Madre Coraje, Avda. de Rabanales, Puerta Plasencia, Plaza Cristo de Gracia Calle Ronda de la Manca, Calle San Francisco de Sales, Calle Kiko Pastor, Calle Escañuela, Calle Historiador Domínguez Ortiz, Ronda de Andújar, Plaza de la Magdalena, Calle Ancha de la Magdalena, Calle Alfonso XII, Plaza De San Pedro, Calle Don Rodrigo, Calle Lucano, Calle Cardenal González, Puerta Santa Catalina, estando prevista la entrada a la Santa Iglesia Catedral a las 23:45. La Santísima Virgen irá acompañada por el Coro de Campanilleros de Santa María de la Esperanza de Huelva.

Recordemos que la salida extraordinaria está motivada por la celebración del primer cuarto de siglo de vida de María Santísima de la O, la dulcísima dolorosa que reina poderosa en el corazón del popular y populoso barrio de Fátima. Una cita inolvidable que tendrá por maravilloso prólogo -si el clima lo permite- el traslado de la dolorosa en parihuela dos días entes, el viernes 29, a partir de las 20:30, presidiendo un rosario de campanilleros desde la Parroquia de la Aurora hasta la Santa Iglesia Catedral donde habitará hasta su regreso triunfal.

El sábado 30 de octubre, a las 12 horas, la corporación celebrará una solemne Misa Estacional en el altar mayor de la Catedral y al día siguiente, el domingo 31, la Virgen de la O se convertirá en Reina absoluta de Córdoba retornando en su paso de palio desde la Catedral a Fátima en loor de multitudes al compás de la música procesional de la Banda de Música Villa de Osuna, formación que hubiera acompañado al paso de palio el pasado Sábado de Pasión de darse las circunstancias propicias para ello. La salida será a las 19:45h desde el Patio de los Naranjos y la Puerta de Santa Catalina, para luego recorrer el siguiente itinerario: Magistral González Francés, Cardenal Herrero, San Fernando, Diario Córdoba, Capitulares, San Pablo, Plaza de San Andrés, Realejo, Santa María de Gracia, Jesús del Calvario, Frailes, Plaza del Cristo de Gracia, Ronda del Marrubial, Sagunto, Cinco Caballeros, Avda. Carlos III, Avda. Blas Infante, Avda. Virgen de Fátima, Pza. Mahatma Gandhi, estando prevista la recogida para las 2:30h aproximadamente.

25 años reinando en Fátima

La Virgen de la O es obra del artista cordobés Antonio Bernal Redondo, realizada en madera de cedro en el año 1994. Se trata de una impresionante imagen de candelero para vestir, de cabeza completa con cabellera tallada, busto y manos, siendo ésta una de sus obras más personales, realizada directamente en la madera, y que posee los rasgos idealizados de la belleza de la mujer cordobesa en conjunción con un sereno dolor que le confiere una especial unción sagrada.

La imagen de bendijo el 15 de diciembre de 1994, en la parroquia de la Aurora. Una jornada que recuerda de un modo muy especial su actual hermano mayor, Rafael González, quien por aquel entonces tenía 12 años. González cuenta que se encontró con la bendición de la Virgen a través de un cartel anunciador ubicado en una frutería del barrio de Fátima una semana antes del acto.

«En mi mente del niño de 12 años pensaba que al año siguiente iba a salir en Semana Santa, sin tener la más remota idea de lo que era el grupo de la O y de cómo se fragua una cofradía». Así pasó esa semana, llena de los nervios previos a la bendición, a la que acudió con sus padres. La bellísima obra de Antonio Bernal estaba ataviada para este día tan especial con un terno cedido por la Hermandad de la Paz y Esperanza y ceñidas sus sienes con la corona de la Virgen de la Aurora de la localidad cordobesa de Cabra, siendo bendecida por el entonces obispo de Córdoba, José Antonio Infantes Florido.

El miércoles siguiente, tras la bendición, González acudió de nuevo a su encuentro, pero el encuentro fue completamente distinto: «se me cayó el alma a los pies al verla; la había visto de Reina, con ese manto, con esa saya, todo bordado, y pasé a verla en su altar, sin corona, con saya y manto liso. Me impactó de tal manera que le pregunté al entonces cura, D. Manuel, qué pasaba, explicándome que se estaba creando la Hermandad y que tenía su proceso». Tras esa conversación, al llegar a su casa, el jovencísimo González no dudó un momento en hablar con su familia para que todos se hicieran hermanos de la incipiente corporación. «Son recuerdos bonitos y más pensando en lo que costó que una parroquia dijera que sí para que llegara la Virgen».

Recuerdos de un hermano mayor que afronta con responsabilidad, orgullo e ilusión esta importante efemérides para la joven aunque curtida corporación cordobesa. Desde entonces, la corporación, que tiene ante sí importantísimos proyectos de índole patrimonial, ha vivido ya la presencia de la Reina de Fátima por su barrio el Sábado de Pasión, la llegada de Jesús de la Victoria en sus tres caídas, obra del propio Bernal y la aprobación «ad experimentum» de sus estatutos como Pro-Hermandad, como hitos esenciales de una corporación que mira con ilusión y fortaleza el futuro con el objetivo de incorporarse a la nómina de hermandades que cada luna de Nisán realizan estación de penitencia ante Su Divina Majestad en la Santa Iglesia Catedral.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup