Sevilla, ⭐ Portada

El Señor de la Salud regresará al culto el 3 de diciembre tras ser intervenido por Enrique Gutiérrez Carrasquilla

La Junta de Gobierno de la Hermandad Sacramental de Los Gitanos, informaba el pasado 11 de noviembre que, tal y como ya se anunció en el Cabildo General ordinario de 29 de junio de 2021, en su punto nº 5. (“Informe sobre el estado de conservación de las Sagradas Imágenes. Año 2020 y año 2021”.), la imagen de Nuestro Padre Jesús de la Salud sería retirada del Culto durante un plazo aproximado de 15 días para acometer labores básicas de conservación. Semanas después, la Corporación hispalense ha informado de que el próximo 5 de diciembre el Señor regresará al culto tras concluir la intervención.

Los mencionados trabajos, han sido llevados a cabo por el Profesor Enrique Gutiérrez Carrasquilla, quien anualmente elabora el pertinente informe sobre el estado de conservación de las imágenes, y quien ha aconsejado que se realice dicha intervención. Este trabajo no ha sido ni más ni menos que la habitual intervención que se realiza cada cuatro años coincidiendo con el final de mandato de las distintas Juntas de Gobierno. Se trata de sencillas tareas de mantenimiento que no afectan más que a pequeños elementos de policromía en zonas no visibles para los devotos, pero que requieren que el Señor sea retirado del culto para desempeñar dicha tarea con mayor eficacia.

Nuestro Padre Jesús de la Salud obra de de José Manuel Rodríguez Fernández-Andes realizada en 1938 y bendecida el día 10 de abril del citado año, Domingo de Ramos. La policromía fue realizada por Guillermo Bonilla. Fue donada la imagen por la familia Peinado. Se buscó el máximo parecido con la anterior imagen desaparecida -destruida por hordas de izquierda- en el incendio de San Román. Representa un Nazareno con la cruz al hombro en la que se hace una reinterpretación personal de la obra perdida a la que se otorgan rasgos faciales gitanos. Su postura es erguida y con actitud itinerante, e inclina levemente la cabeza hacia abajo.

En el año 1969 se le labra nueva corona de espinas por Paz Vélez de un modo más arbóreo. Al ser imagen de candelero el 1979 la hermandad encarga un cuerpo tallado a Álvarez Duarte que lo realiza con una gran zancada que no es del gusto de la hermandad siendo sustituido este cuerpo en 1982 por otro con el que recuperó la tradicional postura. Denota gran valentía en la zancada, el cuerpo y miembros inferiores y superiores se encuentran perfectamente anatomizados en su totalidad, tórax y abdomen y miembros bien ejecutados con resaltes musculares justos y bien tratados. Recientemente fue restaurada la imagen del Señor en dos fases en 2002 y 2004 por Enrique Gutiérrez Carrasquilla, que realizó labores de consolidación y realización de una nueva peana.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup