En mi Huerto de los olivos, 💙 Opinión

El silencio de los cofrades

Buenas a todos, espero y deseo se encuentren bien. Seguramente me dirán que el titulo del artículo de hoy está muy explotado y es muy sugerente. Pues, la verdad es que sí. Pero resulta que llevo comentándolo desde hace tiempo. Si seguimos callados como puertas, pues seguiremos sin nada. Me explico.

Estamos viendo como casi todas las profesiones trabajan a pleno rendimiento con el COVID-19 con sus respectivas medidas de prevención y seguridad. Estamos viendo como todo aquello que sirve de distracción o entretenimiento también empieza a encontrar su movimiento para que la rueda comience a girar.

Estamos viendo como todos, o mejor dicho casi todos, tenemos y llevamos a rajatabla las medidas de seguridad y prevención de no contraer el bicho. Es así, pero… hay un sector que sigue callado. Con el silencio de los cofrades se nos va la fuerza y no voy a decir por dónde. Pero en este silencio me llama poderosamente la atención el silencio de nuestra Iglesia. Nuestra Iglesia, que siempre está pendiente de los demás -lo cual alabo y exalto- a los cofrades parece como si nos tuviesen un poco recluidos. Excepto en Jerez que parece tener más fuerza en la voz y en sus acciones.

Hay cultos, podemos ir a escuchar la palabra de Dios, pero falta algo… Puedo entender que para llevar a cabo una procesión hay que tomar medidas de seguridad, prevención, etc, etc, etc… y que si no se toman estaremos en el disparadero, muy bien… pero es que otros que van a lo suyo, ni tienen en cuenta estas normas, ni les preocupa lo más mínimo y lo peor de todo es que se burlan tanto de las autoridades -arremeten contra ellos, estilo época medieval- como de cada uno de nosotros con esa falta de valores y de respeto hacia los demás.

Las exaltaciones de la amistad que vemos por doquier, las exaltaciones del buen beber, las exaltaciones de que quieren más fiesta, están ahí y las vemos tanto por televisión como por las redes sociales y esos exaltadores no se cortan ni callan para obtener lo que ellos quieren. Y me pregunto ¿y los cofrades? ¿y las instituciones que nos representan? ¿seguimos callados y sin decir ni mu?

Entiendo que somos los más condescendientes con la sociedad, y con nosotros ¿quienes son condescendientes? Seguimos callados. Todos hemos hablado, en algún momento, cuándo volverán las procesiones, los costaleros, las bandas… El silencio de los cofrades nos hace más… cada uno que ponga lo que considere oportuno.

Sean felices y extrapólenlo. Hoy es la festividad de Santa Teresa de Jesús Jornet.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup