En mi Huerto de los olivos, Opinión

En la normalidad está el acierto

Hace unos días fue Santa Elena, conocida por ser quien encontró las reliquias de la Vera Cruz (la auténtica Cruz de Cristo), entre otras búsquedas como las reliquias de los Reyes Magos actualmente en la Catedral de Colonia. Esta santa se considera patrona de la arqueología, la conversión y de los matrimonios difíciles. 

Esta semana se publicó la noticia de la Hermandad de la Estrella, cuales son sus cargos relevantes en las distintas ocupaciones de capataces, directores musicales, vestidores, etc. Y como ya dije en mi artículo anterior en la normalidad está el acierto de las decisiones que se deben de tomar.

No estoy aquí para valorar dichas designaciones, en este artículo vuelvo a valorar las ganas de volver a la normalidad dentro de una corporación religiosa como es una hermandad, que lo que quiere es que sus hermanos vuelvan a su hermandad y se dejen atrás tiempos que por un motivo u otro no fueron los más tranquilos.

Está visto y comprobado que todas las hermandades con sus juntas de gobierno al frente deberían de tomar nota de ello, no se puede convivir con tanta crispación y mentiras, dentro de una hermandad porque al final eso repercute en la vida diaria de dicha hermandad, en sus cultos y tal vez también en el cortejo de la cofradía en su puesta en la calle.

Lo que bien funciona no hace falta cambiarlo, porque el tiempo, vuelve a ponerlas en su sitio, es verdad que no en el tiempo que los cofrades queremos, pero el tiempo es así de caprichoso.

No es menos cierto que hemos pasado una travesía muy complicada para todos, entonces debemos de ser muy sensatos en nuestras decisiones y comprensivos con las decisiones tomadas. Todos somos portadores de nuestra verdad, que es la que nos interesa a cada uno de nosotros, pero esa verdad no significa que sea la verdadera y mejor para el resto de los componentes.

No hay más que ver que los que antes se decían barbaridades y a las espaldas se escupían ahora comen en una misma mesa un plato de sal, por que por el interés te quiero Andrés.

Sean felices y extrapólenlo, parece que el calor nos está dando tregua y las noches se están convirtiendo en noches agradables para sentarse en una terraza de cualquier bar y disfrutar de una conversación o de un cine de verano y disfrutar de una película.