Sevilla, ⭐ Portada, 💜 De Cerca

Juan Jiménez: «En la Hermandad de Santa Cruz todos tenemos mucho que aportar»

Juan Jiménez afronta su segunda etapa al frente de la Hermandad de Santa Cruz, que comenzó en septiembre de 2018. Bajo su mandato se han ido dando importantes pasos, el último de ellos la restauración de la Virgen de los Dolores.

¿Qué diferencia encuentra entre este mandato y el anterior? Según sus palabras, “se nota la diferencia”. Y puntualiza que, aunque no le gusta usar la palabra “mandato” al considerarla bastante autoritaria, reconoce que “te tienes que responsabilizar de asuntos, tratar con personas o encarar problemas que son nuevos o que antes veías de una forma más tangencial. En el segundo periodo todo está más rodado, conoces mejor a los miembros de la junta, a los hermanos, a las instituciones tanto eclesiásticas como civiles; digamos que se está más preparado y quizás se puedan alcanzar con más facilidad las metas”.

“Este año terminamos con la restauración y dorado de los dos respiraderos, los costeros, que aún faltaban, con lo que prácticamente queda ya completa la restauración del paso de Cristo»

Actualmente define de la vida de hermandad como “excelente, Yo diría que excelente, aunque no soy yo el más indicado para responder esta pregunta, deberían ser los hermanos quienes contestaran.  Pero esto no es por mérito de nadie en particular, es mérito de todos los hermanos de Santa Cruz”. Y recuerda además que “en una hermandad nadie elige quien quiere tener de hermano; somos un grupo de personas cada una con su forma de ver la vida y con sus gustos, sus virtudes y sus defectos, pero a todos nos une la fe y la devoción a unos titulares, y eso es lo importante, esa es la clave de la vida de hermandad, anteponer nuestra fe a nuestras propias apetencias o gustos personales, o incluso ambiciones. Por mi parte no hago más que intentar acoger a todos los hermanos tal cual son, no como a mí me gustarían que fueran, sino como son, y tratar de sacar de cada uno lo mejor que tienen al servicio de la Hermandad. Todos tenemos mucho que aportar”.

«Tenemos en mente la restauración de uno de los mantos de camarín muy deteriorado por los años»

La llegada de la Cuaresma se vive en Santa Cruz “intensa, deseando que llegue y enfrascados ya en la preparación de todo lo que trae consigo.” Uno de los actos que el cofrade no puede perderse es el Vía Crucis con el portentoso crucificado de las Misericordias. Especial hincapié hace el actual hermano mayor sobre este acto, “que durante ya tantísimos años pone al Cristo de las Misericordias en los hombros de las gentes”, añadiendo posteriormente que “no es solo el marco, es la intensidad y la devoción con que se vive y se reza. Es otro momento inolvidable y altamente recomendable”.

“Todos sabemos cómo surgió este orden, por qué se llevó a cabo y también es notoria y conocida la disconformidad de algunas hermandades”

Regresando al presente, hace escasos días la Virgen de los Dolores ha sido repuesta al culto. Según sus palabras, “la intervención de la Virgen de los Dolores es consecuencia de las revisiones que anualmente se hacen a los Titulares.  Cualquier alteración de las condiciones de conservación es inmediatamente detectada y corregida”. Y aunque “en principio no hay ninguna intervención de calado prevista, tan solo las propias de las tareas de conservación digamos “ordinaria”, ello no significa que no se lleven a cabo próximamente importantes actuaciones con respecto al patrimonio. Juan Jiménez Gómez señala que en la actualidad “estamos inmersos en una tarea global de restauración de una parte muy importante del patrimonio. Importante en cuanto a que afecta nada menos que a los pasos”. Y es que, “este año terminamos con la restauración y dorado de los dos respiraderos, los costeros, que aún faltaban, con lo que prácticamente queda ya completa la restauración del paso de Cristo. Al retirar el dorado antiguo nos hemos encontrado partes muy deterioradas que ha habido que restaurar y consolidar para preservar la talla finísima de Cayetano González. Ahora le toca el turno al paso de palio, hemos empezado este año con los varales, tanto en el exterior como en su estructura interna.  En próximos años iremos acometiendo distintas partes hasta que quede completado. También tenemos en mente la restauración de uno de los mantos de camarín muy deteriorado por los años”.

«Me gustaría que me recordaran como un hermano mayor que durante el ejercicio de su cargo y con humildad, intensificó la vida espiritual y cristiana de los hermanos»

El actual hermano mayor se muestra cauto en cuanto al orden establecido por el Consejo de Hermandades y Cofradías para el pasado Martes Santo, declarando que “todos sabemos cómo surgió este orden, por qué se llevó a cabo y también es notoria y conocida la disconformidad de algunas hermandades”. De la próxima estación lo espera todo, tanto para él como para sus hermanos, al igual que cada año. “El Martes Santo es una vivencia especial, es mi ejercicio espiritual anual. Desde que comienza la Eucaristía anterior a la salida, la forma en que los hermanos vivimos esa Eucaristía, la comunión, la salida, el silencio, el respeto, la devoción, todo se une en esa especial vivencia común que llamamos Estación de Penitencia.  Ni siquiera la lógica preocupación por la organización y el desarrollo de la cofradía en la calle puede enturbiar esos momentos tan íntimos y enriquecedores”, puntualiza. 

Poniendo la vista en un futuro lejano, ¿cómo le gustaría que fuese recordado su mandato? Juan refiere que “no estoy interesado en que me asociaran con grandes eventos, ni grandes logros patrimoniales, ni grandes adquisiciones, no, eso con ser importante una buena gestión, no tiene mérito, al final es solo gestionar los medios que los hermanos ponen a disposición de los fines de la Hermandad. Me gustaría que me recordaran como un hermano mayor que durante el ejercicio de su cargo y con humildad, intensificó la vida espiritual y cristiana de los hermanos, que ofreció a Cristo a los hermanos, que acercó la obra de Cristo a Sevilla, que desde su puesto intentó evangelizar o al menos no ser un estorbo, y que intentó ayudar a los demás.  Para eso estamos”.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup