Sevilla, ⭐ Portada, 💜 De Cerca

Narciso Cordero: «En mi opinión, se magnificó lo que era una mera propuesta o planteamiento de cambio de banda, competencia exclusiva de la Junta de Gobierno, y que trascendió de ese ámbito»

Narciso Cordero, hermano mayor de la Hermandad de las Aguas, aborda para los lectores de Gente de Paz la actualidad de la corporación que preside desde junio de 2018. Un periodo marcado por el 75 aniversario de la bendición el Santísimo Cristo de las Aguas y que en la actualidad afronta los tres cuartos de siglo de la bendición de nuestra Madre y Señora del Mayor Dolor, que ha superado con solvencia la polémica que asoló a su hermandad derivada del asunto Tres Caídas del Realejo y que ha tenido en el fallecimiento de Luis Álvarez Duarte, autor de la Virgen de Guadalupe, uno de sus hitos más tristes. Cordero ha atendido amablemente a Gente de Paz para desgranar lo sembrado y cosechado y valorar el futuro inmediato en una completa entrevista. No pierdan detalle.


«Si en algo me gustaría que destacase esta junta es en avanzar en la participación de los hermanos en la vida de hermandad»

– ¿Qué valoración hace de su gestión durante estos años al frente de la hermandad?

Positiva. Este período de casi año y medio ha sido intenso en cuanto a celebraciones de cultos como el del 75 Aniversario de la Bendición del Santísimo Cristo de Las Aguas, y estamos en el año en que celebramos el 75 Aniversario de la Bendición de Nuestra Madre y Señora del Mayor Dolor. Y debo destacar la importante participación de los hermanos en todos los  cultos celebrados. Ha sido un año y medio en el que hemos finalizado, no sin dificultades, proyectos iniciados con la Junta anterior como el Columbario de la Hermandad o la peana del paso de Ntra. Sra. del Rosario. En este aspecto, además, estamos llevando a cabo la conservación, restauración y enriquecimiento del patrimonio. Continuamos con las actividades de caridad que la Hermandad viene afrontando desde hace años, y además estamos fomentando el voluntariado, participando en la Pastoral de la Salud en el Hospital Virgen del Rocío. Estamos también fomentando la formación litúrgica entre nuestros jóvenes acólitos y también colaborando con la Parroquia del Sagrario impartiendo catequesis de confirmación a más de 30 personas tanto hermanos como no hermanos.

«La vida de hermandad es un continuo caminar»

– Desde que se convierte en el actual Hermano Mayor, allá por junio de 2018, ¿en qué cree que cambiado la Hermandad?

La vida de hermandad es un continuo caminar. Considero que la acción y actividad de esta junta viene a ser una continuación de la anterior. En todo caso, si en algo me gustaría que destacase esta junta es en avanzar en la participación de los hermanos en la vida de hermandad y en sus cultos tanto externos como internos. 

– Las elecciones a Hermano Mayor tendrían que haberse celebrado en noviembre de 2018 pero se adelantaron tras aquel conflicto con la banda de las Tres Caídas del Realejo. ¿Qué aprendió de aquella situación?

Pienso ahora lo mismo que pensaba entonces. Las hermandades deben tener la suficiente autonomía para la gestión de todos los temas relacionados con su actividad y cultos y procurando siempre el interés de la Hermandad. En el caso de las bandas, en mi opinión, se magnificó lo que era una mera propuesta o planteamiento de cambio de banda, competencia exclusiva de la Junta de Gobierno, y que trascendió de ese ámbito.

«Las hermandades deben tener la suficiente autonomía para la gestión de todos los temas relacionados con su actividad»

– Recientemente la Junta de Gobierno ha aprobado la limpieza y restauración de los respiraderos del paso del Santísimo Cristo de las Aguas. En el apartado patrimonial, ¿qué otras acciones se esperan llevar a cabo próximamente?

Se ha realizado o se están realizando restauraciones y mantenimiento, como las de las Santas Justa y Rufina por Musae, tallas antiguas que pertenecían al patrimonio de la Hermandad del Ntra. Sra. del Rosario con la que se fusiona Las Aguas, restauración y dorado de Corona de María Santísima de Guadalupe por Pedro Ramos, así como de la saya «de la fuente» de María Santísima de Guadalupe por el taller de José Antonio Moreno Bernal. También en este mismo taller se están limpiando bordados de Senatus, bocinas y saya de salida de Mayor Dolor. Tenemos proyectos a medio plazo que los hermanos irán conociendo conforme se vayan acordando.

– ¿Cuáles son los actos más recientes que celebra la Hermandad?

Tenemos en puertas los cultos al Santísimo Cristo de Las Aguas, Quinario, Vía Crucis y Besapiés. Pero antes, el día 25 de enero, D.m., tenemos la peregrinación a Almonte con motivo del Año Jubilar del Rocío. Para el 15 de febrero, en conmemoración del 75 Aniversario de la Bendición de Ntra. Madre y Sra. del Mayor Dolor, cuyo cartel ha elaborado N.H.D. Fernando Aguado, se ha organizado un concierto a beneficio de las Hermanas Agustinas del Convento de San Leandro en la Sala Chicarreros donde se estrenará la marcha encargada por la Junta de Gobierno a N.H.D. Daniel Albarrán titulada «Ntra. Madre y Sra. del Mayor Dolor». También en febrero, para el día 21 en nuestra Capilla del Rosario, habrá un acto de Exaltación de la Saeta a cargo de la Escuela de Saetas de Sevilla. Esperamos organizar otros actos con motivo del 75 Aniversario de la Bendición de Ntra. Madre y Sra. del Mayor Dolor que se anunciarán en su momento. Y, por supuesto, los cultos extraordinarios que con este motivo se celebrarán entre el 16 y 20 de septiembre, con Función Solemne y Besamanos Extraordinario en la Iglesia de San Jorge de la Hermandad de la Santa Caridad.

«La Hermandad de Las Aguas no se entendería en la actualidad sin María Santísima de Guadalupe y Luís Álvarez Duarte»

-¿Cómo se presenta la Cuaresma en la Hermandad?

Como siempre, con mucha ilusión por celebrar nuestros cultos en honor al Santísimo Cristo de Las Aguas que culminarán, si Dios quiere, con el más importante acto de culto, la estación de penitencia a la Santa y Metropolitana Iglesia Catedral de Sevilla el próximo Lunes Santo, esperando la máxima participación de los hermanos.

-Álvarez Duarte pasará a la historia por contribución a la imaginería. Pero, ¿cómo definiría que era en las distancias cortas el padre de la Virgen de la Virgen de Guadalupe?

La Hermandad de Las Aguas no se entendería en la actualidad sin María Santísima de Guadalupe y Luís Álvarez Duarte. Además de un gran escultor y maestro imaginero, como a él le gustaba que le reconocieran, era entrañable, sincero, humilde, con  una gran personalidad, y gran conocedor de las Hermandades. Y además, un gran trabajador, en constante producción hasta el último día de su vida. Para la nosotros es un gran honor su estrecha vinculación con la Hermandad y esperamos en breve que sus restos descansen en la Capilla a los pies de su Virgen de Guadalupe.

-¿Qué espera de la próxima estación de penitencia?

Como siempre, una estación de penitencia sin incidentes, fervorosa y rica en frutos espirituales para todos nuestros hermanos y devotos.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup