Cruce de gallardetes, Opinión

¿Es solo impresión mía?

Querido lector de cruces de gallardetes:

A pesar de este calor que invade cada rincón del territorio nacional, no podemos dejar de amar, sentir y pensar en nuestras corporaciones penitenciales y de glorias. Los cofrades somos así, da igual la época del año en la que nos encontremos, en el sitio en el que estemos y el tiempo litúrgico.

En estas semanas, recordamos como hace un año, recuperábamos el culto externo de manera progresiva en las diferentes diócesis. Comenzamos por el sur y poco a poco, las calles y plazas se llenaron de procesiones, música y devoción. En unas semanas, podríamos decir que ya todas nuestras Cofradías y Hermandades han pisado las calles, no quedando ya ninguna en la añoranza y melancolía.

Ciertamente, esta recuperación del culto externo ha sido impresionante. Hemos vibrado como nunca, hemos llorado, mirado al cielo y puesto nuestro corazón en todo lo ocurrido.

Pues bien, ya estamos en la calle, ya comenzó ese sueño de los despiertos como muchos llaman, pero…….desde hace unos meses, vengo notando, que el parón de la pandemia, nos dejó factura. Si amigos, los que siempre hemos estado, hemos vuelto, pero muchos cofrades, muchos vecinos que participaban en nuestros desfiles y de una manera especial en los cultos no han vuelto.

¿Es solo impresión mía? En época de restricciones, los bancos de los templos se llenaban por los límites de aforo, pero ¿y ahora? Quizás sea impresión mía, pero esta época nos dejó muchas ausencias y antes de que esto vaya a más, es el momento de ponerle solución. No sé, si será solo impresión mía.