El Respiradero, 💙 Opinión

Esperanza de mantillas

Es Miércoles de Ceniza y en la ciudad parece que todo está en orden. Desde el trabajo se escucha como una marcha traspasa la oficina. En cualquier calle huele a incienso. Las confiterías lucen nazarenos en sus escaparates. Se han merendado las primeras torrijas y han frito croquetas de bacalo.

Hasta el cielo presenta un azul primaveral. Aun así sentimos un vacío que se puede abrir cada vez más cuando vayan pasando las semanas. Y es que cómo se echa de menos esas noches donde el toque de queda de las diez era para estar encerrados en los bares esperando el ensayo de una cuadrilla.

Es irremediable que poco a poco añoremos nuestras costumbres que están por llegar. Ratos de priostía limpiando candelerías, comidas de hermandad, subidas de cristos en medio de la oscuridad de una parroquia. Tantos momentos que recorren el río sentimental de nuestra vida.

Perderemos muchísimo. Pero conservaremos también bastantes cosas. Y en esto último es donde nos tenemos que quedar. Todo el mundo sabe que las túnicas no volverán a salir del altillo, pero nadie cae que hay una prenda de la Semana Santa que debe ganar protagonismo este año.

Me refiero al traje de mantilla. Prenda femenina particular de las tardes de Jueves y Viernes Santo. Símbolo de nuestra Semana Santa que guarda la delicadeza y la elegancia que rodea a nuestra Semana Mayor. Qué mejor que poner en alza la mantilla en este año de tantas cosas guardadas.

Las mujeres tienen la oportunidad de avivar un poco más los días del gozo. La visión de la mantilla en la tarde de Jueves y Viernes Santo camino de los oficios o visitando los templos, será una explosión de esencia que nos llevará un poquito más a una Semana Santa como la hemos conocido.

No podemos soñar con ver este año palios fragantes en calles encaladas. Pero sí a mujeres de todas las edades llenando de belleza nuestros pueblos y ciudades. Sentenciado que en Semana Santa todo es un poco más bonito porque está presente Dios que ha llenado esta tierra de armonías celestiales.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup