Opinión, Sendero de Sueños

¡Este año sí que sí! Este año volvemos a las calles

Que síiii. ¡Este año sí que sí! Este año volvemos a las calles.

Volvemos con la ilusión de aquel niño que se viste por primera vez de nazareno. Volvemos con la ilusión de esa abuela que ve salir a su familia por la puerta el día más importante del año. Volvemos con la ilusión de aquél que pasa de esclavina a nazareno. Volvemos con la ilusión de aquella niña que por primera vez verá cofradías en la calle…

Volvemos con la ilusión de aquél que, por edad, ya puede salir de costalero. Aquél que tras muchos ensayos podrá sentir el palo en su cerviz el día de la Estación de Penitencia…

Volvemos con la ilusión de aquellos que la van a vivir juntos por primera vez. Saliendo y entrando. Viendo las hermandades con las manos entrelazadas. Mirándose y sonriendo con nerviosismo al compás de un racheo, una marcha o el bendito sonido de un palio.

Pero también con la nostalgia de pensar en aquellos que se fueron al balcón celestial…

Muchos buscarán una mirada de esperanza. Una mirada que le diga que todo está bien. Que vaya tranquilo. Que disfrute. Una mirada esmeralda que sólo tendrá en sus recuerdos. En ese baúl sagrado que sigue custodiando en lo más profundo de su alma.

Muchos buscarán esa mano que le tire cuando el cansancio haga acto de presencia en la noche fresquita de primavera. Una mano que, con sólo acariciarla, le dé esa paz que necesita su corazón.

Pero, ¿sabéis?, al fin y al cabo todo es ilusión. 

Ahora es nuestro momento. El momento de tener ilusión, de tener esperanza. De echarnos a la calle y vivir intensamente todo lo nuestro. Todo lo que nos robó algo microscópico durante mucho tiempo. Vivamos con la alegría y la ilusión que nos merecemos después de dos años soñando.

¡Disfrutad de cada momento! ¡Feliz Semana Santa!