Cruce de gallardetes, 💙 Opinión

Expresiones cofrades II: “es muy de este santo”

Si no hace mucho explicábamos en profundidad la expresión cofrade: “que fiesta más hermosísima”, hoy comparto con vosotros otra expresión muy baezana que a buen seguro, también es utilizada en vuestras localidades y que es: “es muy de este santo”.

Dicha expresión, se podría definir así: “….hermano cofrade, que puede conformar la nómina de una o varias Hermandades, prevaleciendo sobre ellas una corporación de cuna o bien arraigada en su corazón sobre la cual, centra todo su esfuerzo y dedicación, siendo la misma de manera exclusiva su campo de trabajo, doliéndole como si de un hijo se tratara y desviviéndose día y noche por la misma ….”.

Y es que amigos, ya quisiéramos tener en nuestras juntas de gobierno tres o cuatro hermanos que fuera “muy de este santo”, pues serían muchas las ideas y proyectos que saldrían adelante, pues entre otras características de estos hermanos, cabe destacar, que todo lo que se propongan por delante, lo sacan sí o sí, ya que quieren siempre lo mejor para su Cofradía.

Y nos decimos en un besamanos:

  • ¿Has visto a Tarsicio en el besamanos de la Reina de los Mártires? Estaba allí como los pavos reales….
  • ¡Buff, menudo altar de cultos ha montado! ¡Es que él es muy de este santo!

Pues sí, en nuestro mundo cofrade nos encontramos con muchos hermanos que son “muy de este santo”, pero no con ellos me quiero referir a esos que nada más que van a las cosas de su Cofradía porque se creen que el resto de Cofradías no existen o que no son tan importantes o merecen tanta atención como ellos creen, de esos directamente paso, como afortunadamente el mundo cofrade cada vez lo hace más con ellos con creces.

Con esta expresión, me quiero referir a ese hermano cofrade, que a pesar de que lucha día y noche por su santo, por su Cofradía, por su gente, también se alegra por las cosas buenas que le pasan a otras cofradías, que comparten momentos importantes, que saben apreciar el trabajo de los demás y que están dispuestos a colaborar en todo aquello que se les pida, siempre con buena cara.

Y cuando llegue el día de los cultos de su corporación, cuando comiencen las labores de los priostes, se dispongan las papeletas de sitio y el orden de la procesión, se sueñe el regreso de la Hermandad y que la luna de plata se refleje en los guardabrisas del paso, allí que estarán estos hermanos siempre fieles, siempre dispuestos, siempre con y para su santo.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup