Sevilla, ⭐ Portada, 💜 De Cerca

Felix Ríos: «La Madrugada –y si me apura el resto de las jornadas– lo que necesita es, de una vez por todas, decidir cuál es su medida»

El Hermano Mayor del Gran Poder habla alto y claro sobre la pandemia, la conservación de los titulares, el Pontifical del pasado otoño o las salidas extraordinarias después del covid

Virgen del Mayor Dolor y Traspaso. Foto: Alejandro Sigüenza.

– ¿Cómo ha afrontado la hermandad esta etapa de pandemia?

Como la sociedad en general, con preocupación por la salud de nuestros hermanos, con los que hemos procurado mantener el máximo contacto, especialmente con los mayores; y con trabajo, esfuerzo e imaginación para tratar de sostener en el nivel más alto posible nuestra actividad en todas sus vertientes: cultual, caritativa, formativa y evangelizadora.

«(…) con trabajo, esfuerzo e imaginación para tratar de sostener en el nivel más alto posible nuestra actividad en todas sus vertientes (…)»

Señor del Gran Poder en la Basílica, arropado por sus hermanos. Foto: Hdad. del Gran Poder.

– ¿Cuál ha sido la respuesta de los hermanos en este tiempo?

Los hermanos han seguido participando de su hermandad, con las lógicas limitaciones de cada momento, como también lo han hecho los devotos del Señor, especialmente cada viernes. Si me pregunta por su respuesta económica, ha sido encomiable. La recaudación por papeletas de sitio simbólicas, destinadas en su integridad a la Bolsa de Caridad, ha triplicado estos dos años a la habitual en un año con estación de penitencia.

«Los hermanos han seguido participando de su hermandad, con las lógicas limitaciones de cada momento (…)»

Ayuda al prójimo. Foto: Cáritas.org

– ¿De qué manera se ha visto reflejada la labor de caridad a raíz del covid?

Afortunadamente, gracias a esa respuesta -que se ha mantenido todo el año más allá de las papeletas- y a la generosidad de algunas personas a las que hemos acudido, la cantidad destinada a la Bolsa no solo no ha mermado sino que se ha incrementado, a pesar de desaparecer o disminuir alguna de las fuentes ordinarias de ingresos de la Bolsa.

En el lado negativo, hemos sufrido la dificultad, en muchos casos, de mantener la práctica de acompañar a las familias que acuden a la Bolsa, por mor de las limitaciones de reunión y contacto.

«(…) la cantidad destinada a la Bolsa no solo no ha mermado sino que se ha incrementado (…)»

Nazarenos de la corporación. Foto: Hdad. del Gran Poder.

– ¿Se ha visto afectada la economía de la hermandad en estos meses?

Obviamente. Con quince nóminas en la Hermandad y la cantidad de cultos que sostiene la Basílica, los gastos fijos son elevados y necesita de otros ingresos distintos de las cuotas, algunos de los cuales (colectas, venta de recuerdos, etc…) se han visto sensiblemente mermados por los cierres y las restricciones de aforo.

No obstante, la Hermandad sigue desde hace años una planificación rigurosa de su economía y no tiene ningún problema en este sentido, manteniendo incluso, si bien más reducido, su programa de inversiones y restauraciones.

En breve instalaremos el nuevo cancel en la Basílica, una importante obra de carpintería.

«En breve instalaremos el nuevo cancel en la Basílica, una importante obra de carpintería»

Traslado del Señor del Gran Poder para presidir el Pontifical del IV Centenario de su hechura el pasado mes de noviembre en la Plaza de San Lorenzo. Foto: Hdad. del Gran Poder.

– Uno de los momentos más especiales fue la salida del Señor para la misa del 400 aniversario el pasado mes de noviembre. ¿Cómo lo vivió la corporación? ¿Y usted personalmente?

Con preocupación primero, por el contexto de riesgo para la salud en que se desarrollaba, y con enorme satisfacción después, cuando concluyó.

Fue un día hermoso y emocionante. Ya he dicho con anterioridad que lo especialísimo y único de la celebración, 400 años de la Sagrada Imagen del Señor, nos obligaba, por fidelidad a nuestra propia historia y a lo que el Señor del Gran Poder significa en la ciudad y fuera de ella, a realizar este esfuerzo, y no podíamos circunscribirla a una misa en la Basílica con 150 personas.

El traslado a la plaza, además de aumentar la seguridad al pasar al aire libre, nos permitió al menos esa mayor participación, especialmente de nuestros hermanos más antiguos, que disfrutaron mucho ese día y ciertamente lo merecían, con lo que han sufrido esta pandemia las personas mayores. Que el Señor saliera o no a la plaza para presidir el altar era incluso accesorio, pero el propio Cardenal Ayuso nos indicó que resultaría absurdo no hacerlo. Aunque ello implicara que muchos de los que ni por asomo se hubieran planteado asistir a la misa de ser en el interior de la Basílica, se rasgaran las vestiduras por no poder asistir a la plaza. Cosas de esta ciudad.

«El traslado a la plaza, además de aumentar la seguridad al pasar al aire libre, nos permitió al menos esa mayor participación (…)»

Señor del Gran Poder. Foto: Hdad. del Gran Poder.

– ¿Habrá alguna modificación en las visitas del Señor a los tres barrios de la zona sur cuando acabe la pandemia?

Eso corresponderá decidirlo a la Junta de Gobierno que la lleve a cabo, en coordinación con los párrocos y el Arzobispado. Pero creo que la intención es mantener exactamente el mismo programa, incluida la misa de Acción de Gracias en la Catedral. Las fechas están reservadas.

«(…) creo que la intención es mantener exactamente el mismo programa, incluida la misa de Acción de Gracias en la Catedral. Las fechas están reservadas»

Fotograma del Santo Entierro Magno del año 2004

– ¿Le gustaría que se celebrara algún evento de gran magnitud cuando acabe esta situación sanitaria?

Más allá del Santo Entierro Grande, que tiene su tradición y su contexto, no soy muy partidario de eso que llaman “Magnas”, me parecen más un desfile de pasos –por mucho que a mí me gusten los pasos como al que más- que algo con un sentido realmente devocional, catequético o de acción de gracias. Por entendernos, prefiero quince procesiones de una sola cofradía que una procesión con quince imágenes. No deja de ser mi gusto personal.

«(…) prefiero quince procesiones de una sola cofradía que una procesión con quince imágenes»

José Ángel Saiz Meneses, arzobispo electo de Sevilla

– Hace pocas semanas hemos conocido el nombramiento del nuevo Arzobispo de Sevilla, Monseñor Saiz Meneses. ¿Ha podido ya hablar con él?

No, no he tenido ocasión, más allá de enviarle la oportuna felicitación.

– Imagino que sí habrá tenido oportunidad de despedirse de Monseñor Asenjo …

Bueno, D. Juan José va a seguir con nosotros en Sevilla, concretamente será feligrés de nuestro barrio de San Lorenzo. Y aún sigue ejerciendo como Administrador Apostólico, de hecho en un par de semanas vendrá a la Basílica a celebrar confirmaciones, y hace escasos días hablé con él. En todo caso, más que una despedida sería un hasta mañana.

«(…) D. Juan José va a seguir con nosotros en Sevilla, concretamente será feligrés de nuestro barrio de San Lorenzo»

Primer plano del Señor del Gran Poder. Foto: Alejandro Sigüenza.

– Hablemos si le parece de los titulares. ¿En qué estado de conservación se encuentra el Señor en estos momentos?

Sin problema alguno, con el Señor se sigue un programa permanente de revisión y su estado es óptimo.

«(…) con el Señor se sigue un programa permanente de revisión y su estado es óptimo»

María Santísima del Mayor Dolor y Traspaso. Foto: Hdad. del Gran Poder.

– La hermandad aprobó la restauración de la Virgen del Mayor Dolor y Traspaso en noviembre de 2019. ¿Hay fecha para acometerla?

Es otra cuestión que, consensuadamente y dado que no existía una urgencia inaplazable, ha quedado para la nueva Junta de Gobierno, que supongo buscará el momento más oportuno de la mano del restaurador.

Palio de la Virgen del Mayor Dolor y Traspaso acompañada de San Juan Evangelista. Foto: Hdad. del Gran Poder.

– La Madrugá es otro de los temas importantes, pese a la suspensión de los desfiles procesionales en 2020 y 2021. ¿Cómo ve la jornada?

La Madrugada –y si me apura el resto de las jornadas- lo que necesita es, de una vez por todas, decidir cuál es su medida, fijar sus límites horarios, cuando empieza y cuando acaba, con un compromiso de inmovilidad a treinta o cuarenta años, y a partir de ahí, será más sencillo acabar de dar con un modelo definitivo, del que no estamos tan lejos. Pero si seguimos instalados en el cortoplacismo de no mirar más allá de lo que ocupe mi mandato, seguiremos así eternamente. A veces parece el día de la marmota.

«(…) si seguimos instalados en el cortoplacismo de no mirar más allá de lo que ocupe mi mandato, seguiremos así eternamente. A veces parece el día de la marmota»

Señor del Gran Poder en la Madrugada sevillana. Foto: Hdad. del Gran Poder.

– ¿Hay predisposición por parte de los hermanos mayores del día para nuevos cambios como los realizados en el año 2017?

No puedo hablar por los demás. En lo que a mí respecta lo que le puedo garantizar es que nadie podrá decir que la Hermandad del Gran Poder no ha sido proactiva –y no solo me refiero a estos últimos dieciséis años- en la búsqueda y la propuesta de soluciones, siempre desde la máxima generosidad. Pero en algunos momentos llega a cansar que se pretenda poner siempre el peso en las mismas espaldas, al tiempo que mantener las propias lo más ligeras posible. Para pedir, no digamos ya para exigir, primero hay que dar ejemplo.

«(…) nadie podrá decir que la Hermandad del Gran Poder no ha sido proactiva (…) en la búsqueda y la propuesta de soluciones (…)»

Salida del Señor del Gran Poder durante la Procesión Extraordinaria de 2016. Foto: Hdad. del Gran Poder.

– ¿Qué balance hace de su gestión como hermano mayor?

No es a mí a quien corresponde hacer balances, ya lo harán mis hermanos y los devotos del Señor. Yo solo he tratado de servir lo mejor que he sabido y podido a Dios, a mi hermandad y a la Iglesia de Sevilla.

«(…) quienes nos antecedieron estos siglos atrás sufrieron guerras, prohibiciones, epidemias…. y todas se fueron superando»

Virgen del Mayor Dolor y Traspaso. Foto: Alejandro Sigüenza.

– ¿Qué mensaje trasladaría a los hermanos del Gran Poder y cofrades en general en este momento tan complicado?

Un mensaje de ánimo y esperanza, hay que fiarse siempre de Dios. Nuestras hermandades cuentan los años por siglos, y quienes nos antecedieron estos siglos atrás sufrieron guerras, prohibiciones, epidemias…. y todas se fueron superando, como con toda seguridad superaremos también esta pandemia y sus efectos. Siempre amanece.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup