Cruz de guía, 💙 Opinión

Fin de curso

Nos adentramos en las profundidades del verano y el curso cofrade anual llega a su fin tras otra legislatura descafeinada que ha sido un quiero y no puedo de todo este orbe que ha visto como el tiempo se agotaba sin poder recuperar la esencia de sus Hermandades en la calle.

Ha sido el año de los altares extraordinarios, de las suspensiones, de los aplazamientos y del tiempo de recuperación del intimismo más profundo con las devociones particulares, lejos de bullas y marchas. Quizás un año necesario para la restauración de las ánimas y para el reseteo y reflexió de cara a las carencias, importancias y desavenencias de nuestra Semana Mayor, el tiempo dirá si prolífico. Ha sido el año en el que hemos aprendido a resarcirnos de esa dependencia a las procesiones a las puertas de convertirse en un vicio folklórico al que hemos negado rotundamente y que, aunque se siga pensando lo contrario, es bueno para conseguir la deshinibición de un fenómeno proyectado con asiduidad.

Solo nos queda una de las efemérides más celebradas en nuestra tierra. La Virgen del Carmen se encargará de poner el punto y final de las efemérides cofrades hasta el mes de septiembre. Solo nos queda esperar a un nuevo curso cargado de ilusión y optimismo fructificado en el ansiado renacimiento de la piedad popular.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup