Advertisements
La Chicotá de Nandel, Opinión

Flores que huelen a basura

Vengo de dar un paseo por la ciudad. Si, cuando cae la noche en este tiempo, me gusta pasear con mi perro. Ahora, algo tieso e incluso mareado, pero más me marea y es mareante el olor a basura que se respira en la ciudad. Algunos no se darán cuenta del olor, quizá, porque ellos lo lleven en la piel, lo tengan en sus casas, sean basura en sí, con ideas y actuaciones… Por eso quizá huela a basura, y quien es basura no se esté dando cuenta.

Pasan ustedes paseando por la diputación, y se encuentra una exposición, que ha salido de nuestro dinero, en la que se «idealiza» a la mujer, como una mujer con la ropa levantada, la mano en el potorro, y claro, como no, para ser alguien y tener la publicidad que no tendría, pues se copia una pintura religiosa, se intenta hacer ver que es una Inmaculada, pero llamándola maculada, y mojón intelectual y artístico a punto. A punto, y cobrado, bien cobrado. Total, que huele a basura en la Diputación, pero desde el sillón presidencial hasta la Puerta.

Si pasan ustedes por alguna que otra Iglesia donde debía oler a incienso, así como durante todo un recorrido en la celebración de Rosario de la Aurora, no, huele a sudor, porque así el Ayuntamiento lo ha decidido. Pasen, pasen por Capitulares, que el estiércol es la alfombra presidencial, es impresionante en lo que han convertido el lugar decisorio de la ciudad. Una porqueriza donde ya solo falta el fango y las arrobas rebosando por el balcón.

¿Pasan ustedes por la casa de la juventud? ¿Algunos lugares ocupados, donde todos pagamos luz y agua? No diré que huele a mierda, pero huele raro, y en la puerta, carteles anunciadores del nuevo circo, el nuevo circo que viene a la ciudad, como no, el circo rojo. Parece una broma, pero no, el circo rojo es el que este año tendrá cabida en una ciudad negra, de color… mierda seca, que será reseca ya con el calor, a no ser que la vayan limpiando otros si llegan al poder en las próximas elecciones.

¿De verdad no les da vergüenza a los dirigentes los nombramientos de cordobeses del año? ¿De verdad? Huele a podrido, a mierda, a lo que quieran adjetivar, pero fue encerrarse Nuestra Señora de la Alegría el Domingo de Ramos, y el incienso que disimulaba al paso de Dios y su Madre el olor, nos ha dejado huérfanos de luz y perfume celestial.

Todo es oscuridad, todo huele a basura, a podrido, y lo siento, perdonen que se lo diga tan claro, muchos no os habéis preocupado de nada, cuidado donde pisamos, o cuidado a quien pisamos, porque oleremos a mierda, porque… Huele a basura, a podrido… a mierda.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies