España

Fuerte explosión en un edificio de la parroquia Virgen de la Paloma de Madrid

Este miércoles, 20 de enero, pasadas las 15:00 horas se ha producido una fuerte explosión por una posible fuga de gas en un edificio perteneciente a la parroquia de la Virgen de la Paloma y San Pedro el Real, ubicado en la calle Toledo, 98. El edificio anejo al templo, en el que se ubican dos pisos de los sacerdotes, varios locales parroquiales y de Cáritas, ha quedado destrozado. Dos de los sacerdotes están bien y uno ha sido trasladado al hospital. Se está intentando localizar a un laico que estaba con ellos en el momento de la explosión.

Dos personas han muerto y varias han resultado heridas consecuencia de la explosión, ha informado el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida. En una intervención a los medios en la zona, el primer edil ha indicado que la deflagración se ha debido a un escape de gas, que ha destrozado al menos cuatro plantas de ese inmueble, que está en estos momentos incendiándose por dentro. No obstante, los Bomberos del Ayuntamiento no han entrado dentro porque se podría producir un embalsamiento de gas que derrumbaría todo el edificio y la idea es que se produzca una derrumbe controlado.

Según ha apuntado el alcalde, no se han producido víctimas ni en la residencia de ancianos cercanos, cuyos usuarios han sido evacuados al hotel de enfrentes, ni tampoco en el colegio anexo. Los Bomberos están evaluando si ha habido daños estructurales en dichos edificios, ya que han caído cascotes al patio del centro educativo.

La explosión que ha afectado minutos antes de las 15 horas de este miércoles a un edificio de la calle Toledo número 98 de Madrid se ha producido y ha afectado especialmente a las plantas donde vivían varios sacerdotes, han informado a Europa Press fuentes de la investigación.

En el edificio anexo hay un geriátrico, la residencia Los Nogales La Paloma, pero al parecer no ha afectado a ninguno de los 58 usuarios que viven allí. Así se lo ha indicado el presidente del grupo residencial a la Consejería de Políticas Sociales. Los bomberos y servicios de emergencias han ayudado en la evacuación de los ancianos del lugar a bares de la zona como medida preventiva.

También cercano se encuentra el colegio La Salle, pero afortunadamente tampoco hay heridos entre los escolares que allí estaban en sus clases. No obstante, los sanitarios del Samur-Protección Civil están atendiendo a varios heridos en la zona y trasladándoles al hospital, han confirmado a Europa Press una portavoz de Emergencias Madrid.

En el lugar se ha desplazado también policías municipales, que han acordonado la calle, y también agentes de la Unidad de Intervención Policía, la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) y de seguridad ciudadana y un helicóptero.

La primera llamada al 112 tuvo lugar a las 14.56 horas. Hasta el lugar están acudiendo nueve dotaciones de Bomberos del Ayuntamiento de Madrid. La deflagración, posiblemente de gas, ha provocado daños material muy importantes al menos en cuatro plantas, al parecer perteneciente al Arzobispado de Madrid.

A las 15.20 horas de la tarde la Policía estaba pidiendo a los vecinos de la zona que se retirasen de las inmediaciones porque podrían producirse más explosiones. También está pidiendo que se identifique si alguna persona trabaja en esa zona, así como videos para ver como se ha producido la explosión.

Bares de la zona está dando cobijo a algunos de los mayores de la residencia de La Paloma afectados por la explosión que se ha producido en torno a las 15 horas en la calle Toledo.

«Si alguien tiene familiares en el centro de mayores de la calle Toledo y quiere contactar estamos con ellos a resguardo en los bares cercanos», han escrito desde la cuenta del Café Pavón, en el 9 de la calle Embajadores. También se ofrecen a facilitar la comunicación entre las personas mayores y sus familiares.