Galerias, Portada, Sevilla

Galería | Gracia y Amparo para Sevilla y el mundo entero

La hermandad de los Javieres ha rendido pleitesía este fin de semana a su bellísima dolorosa, María Santísima de Gracia y Amparo, que ha estado expuesta en solemne veneración para recibir el cariño imperecedero de sus fieles y devotos. A su presencia ha acudido nuestro compañero, Benito Álvarez, para dejar testimonio gráfico de esta ocasión única e irrepetible.

El Rvdo. Padre D. José Luis Díez S.J. encarga a Fernández-Andes la realización de la Virgen, según contrato firmado el 25 de agosto de 1945, labrada en madera de pino. Ofrece un aspecto adolescente, presentado la cara una suave óvalo con facciones de gran ternura, delicadeza y fragilidad. La mirada es frontal y hacia abajo, a través de unos ojos a medio entronar, bajo cejas curvadas suavemente. Por sus mejillas se deslizan cinco lágrimas, la boca se muestra entreabierta pudiéndose apreciar los dientes superiores.

En el año de 1965, el año de las misiones generales en Sevilla, María Santísima de Gracia y Amparo fue trasladada a la barriada de los pajaritos, a donde fue portada a hombros de sus hermanos. Presidió el cruce de las calles Azor y Estornino. Sale en Estación de penitencia a los pies del Crucificado, en modo» Stabat Mater», en el Martes Santo del año 1969, y desde 1980 en su paso de palio.

Durante los años de existencia de la talla, sólo ha sufrido una restauración realizada por Manuel Ramos Corona, que retalló boca y entrecejo, volviéndola a encarnar, igualmente ejecuta nuevo candelero, en 1992. En el 2015 la restauradora Dª Esperanza Fernández, realiza labores de limpieza y conservación.