Advertisements
Bajo un palio de malla, 💙 Opinión

¿Hermandades o partidos políticos?

Es tiempo de elecciones en el seno de muchas corporaciones que han optado por no aplazarlas y celebrarlas cuando estaba estipulado. Las realidades de cada cofradía son desconocidas para muchos de nosotros y cada una es única y tiene sus particularidades. Esto, nos lleva a poder observar diferentes procesos electorales donde existen varias candidaturas, un sola o incluso en algunos casos, ninguna.

Los ejemplos en los que más se desarrolla la idea de hermandad como partido político es en aquellas en la que existen al menos dos candidatos a ostentar el cargo de hermano mayor, muchos conocéis casos en los que esta situación se da o se ha dado. Y es ante esta situación, donde en muchas cofradías se da una auténtica campaña electoral al más puro estilo español, tomando de ejemplo las acciones de una clase política actual que es un tanto lamentable. Esto provoca discursos y proyectos carentes de profundidad más allá de lo material, de sobra sabemos todos lo importante que es tener un buen patrimonio para la cofradía, pero… ¿eso es todo? ¿Por qué no se anuncian a bombo y platillo los proyectos sacramentales, los presupuestos caritativos o los planes formativos? Quizás sea porque en esta sociedad a la que le gusta demasiado la rapidez y lo que puede ver prefiera comprar lo que le entra por el ojo, le gusta que le vendan humo. Y esto, es una crítica no solo para las candidaturas, sino para todos nosotros pues no entendemos cual es la verdadera realidad de una cofradía, ni su verdadera función porque si para ganar unas elecciones hay que anunciar una coronación, un nuevo paso o un contrato con una banda es que vamos por mal camino.

Otro tema es la moda de votar en blanco para intentar debilitar al candidato; sed valientes, proponed ideas y presentaros porque para muchos ser hermano mayor es una carga y no le apetecen los jueguecitos. En definitiva, las carreras y campañas electorales es las que se están sumergiendo muchas cofradías nos muestran como las hermandades y sus candidaturas en vez de centrarse en potenciar lo más importante que es a la vez de lo que más crecen como es el culto, la caridad y la formación se centran en el anuncio de lo que se podría denominar medidas electorales puramente materiales y que aunque sean muy necesarias e importantes para la hermandad como lo es un buen y rico patrimonio no deben ser nunca el motivo central para elegir a un hermano mayor pues entonces convertiremos a nuestras cofradías en mero politiqueo vacío y desacralizado.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup