Advertisements
Con la venia, 💙 Opinión

Independencia

Camina septiembre en su último tercio; numerosos cultos han tenido lugar en toda la geografía andaluza, y nos atrevemos a decir que se adhiere como la humedad del trópico, pegajosa y perenne, un sentimiento de tristeza que se palpa a las primeras de cambio. El covid es el tétrico protagonista de conversaciones, y el de una situación de todo menos normal.

Hablamos de cultos, que en algunos casos no se han podido hacer con normalidad, dadas las circunstancias; y a pesar del enojo de algunos individuos poco empáticos con el prójimo, hay que aplaudir a aquellas hermandades que valoran la salud de los más débiles por encima de cualquiera otra consideración. Tampoco hay que engañarse, menos la imposibilidad de hacer alguna foto, o de vivir un momento histórico, (esta expresión cada vez suena más a chiste por lo devaluada que está), los actos a los que nos referimos han contado con la misma escasez de asistentes que años anteriores. Un síntoma, otro más de que por este camino, el de la burbuja cofrade, no se puede continuar.

Observamos, pero sabíamos que se daría, que cada vez hay más voces, artículos, y posicionamientos en el sentido de que la Semana Santa como espectáculo ha desvirtuado lo que son las hermandades y cofradías. Y cómo éstas están viviendo el periodo covid con indisimulado temor, no ya por la situación económica, sino también por la social. Si no hay espectáculo muchos buscarán otras emociones. Claro está que el espectáculo no se da en unos cultos, ni una labor callada en caridad, eso suele interesar poco.

Este estrangulamiento económico y social parece condenar a las hermandades a desterrar durante largo tiempo, quizás para siempre, un bien muy preciado y de que hicieron gala hasta hace no muchas décadas, era un rasgo que las hermandades incluso durante el régimen del general Franco ejercieron, y que en tiempos más pretéritos les ocasionó incluso persecuciones de la propia Iglesia. Nos estamos refiriendo a la independencia, que se ejercía organizativamente en el seno de cada corporación, con una verdadera democracia interna; pero que también se manifestaba contra las presiones exteriores. Hermandades que eran fuertes por ser el centro de vivencias de sus integrantes; por lo tanto, cohesionadas y apegadas a su esencia. Hoy sin embargo las hermandades están mediatizadas y en deuda con el poder político como consecuencia de las subvenciones.

La independencia de las hermandades también tenía un matiz, difícil de comprender por el profano, y era su soberanía frente al clero, lo que ocasionaba desencuentros constantes con el estamento clerical. Hoy, nuevamente, ese celo soberano parece haber remitido hasta el mínimo

Ambos elementos sumados, la falta de independencia y soberanía, han producido entidades acomodaticias y débiles a las que les faltan iniciativas y recursos propios; si las cofradías quieren seguir existiendo tiene dos caminos, uno ser el mero gestor de la organización de desfiles procesionales, lo que está no cabe duda entre sus fines, y que implica seguir en las circunstancias actuales. El otro, más exigente y difícil, implica trabajo e ingenio, desterrando capillitas en los puestos de responsabilidad, asumiendo nuevas fuentes de ingresos, y ampliando el número de hermanos activos en las distintas áreas, vocalías y secretarías, conquistando el fin de no depender de las subvenciones, y de quienes las dan. Como consecuencia hacer de las hermandades el lugar durante todo el año donde las vivencias personales se ven colmadas de espíritu cofrade y cristiano, logrando entidades fuertes y acordes con lo que todo lo demás exponen sus estatutos y fines.

En definitiva, las hermandades andaluzas, si no quieren ser instrumentos de otros intereses, deben deshacerse de las subvenciones en el medio plazo. Vivimos tiempos de inestabilidad, pero con la sospecha de que la pandemia ha acelerado algunas dinámicas sociales y económicas; ante ello los cofrades, todos, debemos acometer unas reformas imprescindibles sobre la economía de cada una de nuestras cofradías y los medios para hacernos autosuficientes.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup