Málaga, Varios

La A.M. Virgen de Gracia estrenará la nueva marcha de Miguel Ángel Font en su concierto de cuaresma

El sábado 3 de marzo, en la ermita del Nazareno a partir de las 21:00h la Agrupación Musical Virgen de Gracia de Archidona, una de las más prometedoras de la provincia de Málaga, ofrecerá su ya tradicional concierto de cuaresma. Durante el mismo se producirá estreno absoluto de «Amor en la Sangre», la nueva marcha procesional de Miguel Ángel Font Morgado, para esta formación musical malagueña. La obra está dedicada a la Virgen del «Amor y de la Sangre» de la Cofradía del Nazareno de Archidona. El concierto estará presentado por Rafael Córdoba Cano, y dirigido por Miguel A. Font.

«Amor en la Sangre» es la marcha que cierra una trilogía que ha sido compuesta a lo largo de más de tres años para esta Corporación Musical y Hermandad bajo el lema: Madonna. Cabe destacar de esta pieza la inclusión de instrumentos primitivos del estilo «Agrupación Musical» como melódicas, liras y flautas, siendo éstos la voz principal en el comienzo del tema. La trilogía la completan otras dos obras de Font, «Al Dios Sereno» y «El Último Suspiro», también compuestas por él. Todas ellas sonarán en el concierto. Además, en el concierto sonarán marchas como «Cerca de Tí», «Ave María» o «Gratia Plena», sirviéndose así de oraciones hechas marchas para la primera parte del concierto de cuaresma de la banda malagueña.

Tal y como describe el propio compositor, “Amor en la Sangre” es el último movimiento de la trilogía “Madonna” pues se trata de una contemplación de la Virgen María hacia su hijo. Escuchamos el latir del corazón en su nacimiento con un acompañamiento glorioso e infantil. La melodía es el leitmotiv, de la figura de Jesús que describirá su vida. Un solo acorde nos trasladará a una escena de la Pasión de Cristo recogida en el primer movimiento de esta obra, Jesucristo con la Cruz a cuestas, mientras que María la Virgen contempla como su hijo, ahora adulto, sufre todo el castigo por el que fue condenado, el tema es sobre-expuesto con matices dulces y solemnes ante el acto de amor y salvación que su hijo está sufriendo. A continuación aparece nuevamente el tema de Jesús, con timbres agresivos que manifiestan a los romanos maltratando con fuerza al hijo de Dios en el proceso de la crucifixión. La contemplación e impotencia de María, nos irradia su quinto dolor y angustia viendo a su hijo muerto en la cruz. Los últimos compases de esta obra describen que la muerte no es final, que la mayor gloria es Cristo Resucitado, es mensaje de luz y Salvación. Es herencia de familia y hermandad, es la advocación de anunciación de vida, el legado de amor, que a un hijo le deja a su madre: su “Amor en la Sangre”.