Córdoba

La Buena Muerte suspende los cultos de la Reina de los Mártires por la decisión de los jesuitas de sustituir las misas vespertinas por una eucaristía a las 5 de la tarde

La terrible situación sanitaria en la que nos hallamos inmersos, a consecuencia de la influencia de la pandemia provocada por el coronavirus covid-19, continúa teniendo una importante incidencia en el normal desarrollo de la actividad de las corporaciones de los cuatro puntos cardinales de la geografía cofrade. 

Es el caso de la Hermandad de la Buena Muerte de Córdoba que ha informado a sus hermanos que ante las restricciones impuestas por la situación de pandemia la residencia de la compañía de Jesús en Córdoba ha decidido suprimir las celebraciones eucarísticas vespertinas, previstas originariamente a las 20:30 en la Real Colegiata de San Hipólito sustituyéndolas por una eucaristía a las 17 horas con aforo limitado al 30%. A estas circunstancias, explica el comunicado emitido al efecto, se suman otras limitaciones legales como la prohibición de reuniones de más de seis personas no convivientes. 

Por esta razón, y tras consultar al superior de la casa, que es además Director Espiritual de la Hermandad, «en comunión con la Compañía», la Junta de Gobierno de la corporación se ha visto obligada a suspender los actos de culto que estaban previstos en honor de Nuestra Señora Reina de los Mártires. En su lugar, el martes 17 de noviembre, festividad de los Santos Mártires Acisclo y Victoria, patrones de Córdoba, las misas que se celebren en San Hipólito se aplicarán por los difuntos de la cofradía. 

La Junta de Gobierno ha invitado a los hermanos que puedan a que, cumpliendo que las limitaciones legales, participen en esas eucaristías y ha rogado a quienes les resulte imposible una oración por el alma de los hermanos difuntos.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup