A paso mudá, 💙 Opinión

La crítica del siglo XXI

Tras mi artículo de la pasada semana he podido comprobar que la prepotencia y la doble vara de medir siguen teniendo protagonismo en el mundillo cofrade, ese mundo en el que todo, absolutamente todo, es motivo de queja, a veces, sin duda alguna, con razón, pero otras… En Sevilla, Las Cigarreras adapta una canción utilizada por anarquistas y comunistas en sus protestas y la interpreta ideal. Pero a algunos les molesta que se diga la realidad, el origen de la canción, que es el que es, aunque haya quienes solamente la conozcan por una serie de televisión, más allá de lo que después cada uno piense al respecto.

¿Acaso no se ha escrito sobre marchas «inspiradas» en canciones de películas, o que Alma de Dios se basa en una historia que no tiene nada que ver con las cofradías, o el famoso origen de la Saeta… y de un sinfín de anécdotas de similar calado? Pero algunos se enervan por escribir, (ojo, que no criticar) que una banda ha adaptado una canción que tiene el indiscutible origen político que tiene.

Y ahí está el escándalo, en subrayar una simple realidad. Mientras, pocos parecen escandalizarse cuando se producen llamadas de directores a músicos comprometidos con sus formaciones musicales para engancharlos a otras bandas, mendigando componentes y dejando mucho que desear en sus actuaciones… O cuando se firman contratos con hermandades que ya tenían contratos suscritos con otras formaciones. O cuando hay directores que alzan la voz más de la cuenta sacando pecho para luego no demostrar el nivel que se atribuyen.

Podríamos recordar las cosas que ocurren en algunas campañas electorales de determinadas hermandades, o en algunos ensayos de bandas o de muchas otras cosas que deberían avergonzar a más de uno. Pero por lo que se monta la más grande es porque un medio que habla de cofradías ha mezclado en un titular el nombre de una conocida banda con las palabras «anarquista y comunista». Y lo más llamativo es que además, buena parte del ruido, ha sido producido por parte de quienes ni se han molestado en leer la noticia.

¿Resulta que hay libertad para adaptar una canción como esa pero no mencionar qué tipo de canción es? ¿Eso es lo que algunos entienden por libertad de expresión? ¿Cuál es el problema? El que cada uno quiera montarse.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup