Córdoba

La Crónica: Un Domingo para el recuerdo

La Plaza de San Lorenzo rezumaba ilusión en la mañana del Domingo. Sentimiento que se acrecentaba aún más cuando las puertas del templo fernandino se abrían puntualmente a la hora prevista para dar paso a la Semana Santa que tan ansiosamente estábamos esperando. Del interior del templo emergía Nuestro Padre Jesús de los Reyes con el característico colorido de su paso, exponiéndose de lleno al sol de justicia que parece haber venido a borrar el sabor agridulce que nos dejó el año pasado. Caminaba el Rey de Reyes al compás poderoso de la Banda de Cornetas y Tambores Caído y Fuensanta, que por increíble que puede parecer, por el nivel al que siempre nos tiene acostumbrado, cada año se supera a sí misma. Poco después hacía lo propio Nuestra Señora de la Palma, atravesando la puerta con tiento en medio del murmullo de expectación que este momento suele provocar en el pueblo cordobés que, en principio, todavía tenía que hacer un esfuerzo por recordar que la historia de nuestra Semana Mayor empezaba a cambiar con el paso decidido de la Entrada Triunfal hacia la Catedral. El acompañamiento de la Agrupación Musical Ecijana logró otorgar de una categoría de alto nivel al elegante caminar de la dolorosa de Romero Zafra con momentos especialmente sublimes, como la entrada en el palquillo al son de Coronación de la Macarena. Todo un acierto el itinerario elegido por la juna de gobierno de la corporación, para propio de un hermandad con mayúsculas. 

Como suele ocurrir, la mañana se convertía en tarde en suspiro y mucho antes de las 16:15 la Plaza de San Andrés ya se había convertido en un punto impracticable – solo comparable con las escenas que ofrece en su trayecto otro punto álgido como es la Cuesta del Bailío cuando el Domingo se convierte en madrugada del Lunes –, con una multitud de personas agolpada en ella a la espera de la salida de la Esperanza, que lucía un original y muy comentado exorno floral, y llegaba tras los destellos del imponente paso de misterio en el que Nuestro Padre Jesús de las Penas se convertía en el centro de todas las miradas, pudiendo estrenar al fin – después del triste Domingo de Ramos vivido el año pasado – la exquisita túnica diseñada por Rafael de Rueda y confeccionada por Jesús Rosado con la que la estética del Señor se ha visto considerablemente modificada. La corporación nacida en Santa Marina se abría paso entre una ingente cantidad de personas, emprendiendo su camino hacia la Catedral por Alfonso XII, solventado el pequeño incidente sufrido por la cruz de guía de la corporación que eligió el camino equivocado a la altura de la Magdalena – una anécdota que pasará a la pequeña historia de este Domingo de Ramos- , buscando la Puerta del Puente. Vellos de punta con el Rey de los Gitanos y Oración, por obra y gracia de Pasión de Linares, la mejor agrupación que visita Córdoba cada Semana Santa, al llegar a este punto del recorrido… y el recuerdo de Pepe Ávila en cada una de sus chicotás. Sencillamente espectacular el Señor de las Penas en el palquillo. Y magnífica la Esperanza, fiel a su estilo. Se trata de ser quien eres, siempre quien eres, y no copiar jamás a los demás. Y esta premisa la tiene meridianamente clara la cuadrilla de la dolorosa de Cerrillo, compaginando la alegría que siempre le caracterizó con una elegancia sobrevenida y a la que colabora el buen hacer y la calidad infinita de su banda, que la han dotado de la categoría que sin duda merece.

La mecida del palio de la Esperanza anticipaba la inmediata llegada de la cruz de guía de la Hermandad del Rescatado y el espléndido paso de la Virgen de la Amargura. Llegaba la dolorosa de Callejón con su habitual elegancia y seguida fielmente por la Agrupación Musical de Linares Manuel Garín, que ya la acompañara con sus magníficos sones en anteriores ocasiones y, por supuesto, también en la memorable salida extraordinaria a la que tuvimos ocasión de asistir el pasado mes de octubre. Y tras la Amargura, el Señor de Córdoba, sublime, magnífico… con un caminar reposado y distinguido que provocaba la atención natural de todas las miradas y un silencio ceremonial a su paso. Un silencio al que contribuía el inconfundible sonido de la excelente Coronación de Espinas, con la que la cuadrilla de Jesús Rescatado ha logrado alcanzar una simbiosis perfecta.

La Hermandad del Amor, por su parte, se ponía en la calle considerablemente más tarde de lo que nos tenía acostumbrados aunque siempre rodeada del respaldo y el cariño tan propios de su barrio y luciendo en su paso de palio unos varales ya restaurados entre los que esta vez sí pudo lucirse la hermosa Virgen de la Encarnación. Aunque ahora la cofradía ha comenzado a realizar un recorrido al que muchos tardarán en habituarse teniendo en cuenta su pasado, la corporación del Cerro se disponía a cruzar el Puente Romano en torno a las 20:00 horas en un marco único, no solo por el escenario, de por sí envidiable, sino también por el trasiego de curiosos, ávidos de novedades y desbordados por las ganas de ser testigos de un momento de estas características. Gustó la Agrupación Musical de Valme detrás del Silencio que estrenaba capataces, aunque sin duda fue la Banda de la Salud, que acompañaba por ver primera al Cristo del Amor, fue la que causó mayores cotas de admiración. Sencillamente espectacular el nivel que ha alcanzado la formación musical del Naranjo, que se ha situado en una de las mejores bandas de su estilo de toda Andalucía.

Llegaba bajo la luna de Nisan al entorno de la Catedral la Hermandad del Huerto haciendo gala de su intachable y elogiado estilo con la renovación de las túnicas de su cortejo penitencial y con el reclamo en especial del tercer paso de la cofradía que, al margen de los siempre magníficos bordados de las bambalinas este año había que sumar el estreno de una bella saya previamente restaurada en los talleres de Jesús Rosado para el que ha sido necesario el paso de unos antiguos bordados a un tisú blanco dando lugar a una pieza única con la que la corporación de San Francisco ha venido a enriquecer más aún su patrimonio. Las incomparables notas de Amueci, probablemente la mejor banda de música que tenemos la oportunidad de disfrutar cada Semana Santa en la ciudad de Córdoba, derrochando calidad detrás de María Santísima de la Candelaria, hicieron el resto, logrando una perfecta mezcolanza, elegancia con mayúsculas. Rotundo, como siempre el andar de la cuadrilla del Señor de la Oración en el Huerto que recuperaba a Redención de Córdoba tras sus pasos, rememorando aquella fructífera relación que muchos aún no alcanzan a entender por qué se rompió. Como elegante y sobrio fue el caminar del Señor Amarrado a la columna que lucía un magnífico exorno floral y cuya elegancia se vio potenciada por el perfecto acompañamiento de Tubamirum.

Ya entrada la noche y después de dejar tras de sí el singular olor a azahar e incienso que parece intensificarse en la Calle San Fernando, las Penas de Santiago descendía por Espartería bajo la tradicional petalada que allí siempre espera al cristo de Santiago, para ir adentrándose poco a poco en las inmediaciones de su barrio con el acertado acompañamiento musical de la sevillana Agrupación de Nuestro Padre Jesús Nazareno de la Fuensanta de Morón de la Frontera, que seguía los pasos del incomparable crucificado en sustitución de la labor que en los últimos tiempos desempeñase la igualmente admirada Agrupación Musical de la Cena de León, siempre en el recuerdo. Mimetizándose con la oscuridad de las últimas horas de la jornada, María Santísima de la Concepción, que horas antes evidenciaba su elegancia sublime entrando en Carrera Oficial con Macarena de Cebrián, iba cerrando al fin el recuerdo de un Domingo de Ramos vibrante y lleno de emoción hasta el último momento con el que se ha inaugurado la histórica Semana Santa que apenas acaba de empezar y que, sin duda, nos seguirá regalando instantes y anécdotas para el recuerdo de las que por supuesto, no dudaremos en compartir con la comunidad cofrade que ya se encuentra inmersa de lleno en los días más anhelados de todo el año.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup