Advertisements
A Contratiempo, Opinión

La doble moral, la otra cara

El ser humano con sus virtudes y sus defectos, siente y padece. El músico cofrade con sus virtudes y sus defectos llega a tal punto, que puede pasar de ser una persona normal, con moral, a tener que sacar todo el rencor, todo el dolor acumulado, toda la impotencia, todo el fracaso de años y años de trabajo sin a penas frutos, sintiendo la necesidad de exteriorizarlo… a mostrar la otra cara. Ese momento es el que alimentan sus egos. Ver la impotencia de otros, ver los enfados y reírse de estos, de estos otros músicos…si, músicos o cofrades como un día ellos fueron.

Pero todo viene de atrás, de la necesidad de estar en primera línea de batalla ya que en su momento no pudieron hacerlo. En su momento fueron pasando los años y vieron como otros, con trabajo, tesón esfuerzo y creyendo en ellos y sus objetivos sin desfallecer, fueron creciendo. Pero ellos cegados por sus egos personales creían que tarde o temprano estos que ahora quedan muy arriba caerían.

Llegó el día en el que se vieron superados por la situación, por la edad, por otras responsabilidades, por no poder alcanzar el nivel exigido para sus cortos conocimientos y tuvieron que abandonar…abandonar y ver como les pasaban por encima, literalmente. Ese momento es duro, muy duro. El enfado y la frustración pueden con ellos y necesitan sacarlo. Necesitan hacer saber como otros son tan poco afortunados o más que ellos, necesitan poner furiosos a los demás, pues de ahí alimentan sus fuerzas para seguir día tras día haciéndolo.

Y lo hacen comentado vídeos o fotos, muchas veces usando la ofensa en RRSS. Escondidos tras perfiles falsos, tras cuentas que no hacen más que reírse de los demás, de la imperfección, de lo que por una u otra circunstancia no sale bien. Ellos que en su día fueron músicos o cofrades humildes, que entendían que cada uno tiene su nivel, que cada uno trabaja con los medios que tienen para poder superarse a si mismos como músicos e incluso superar problemas personales y hasta de salud. Que si, que a veces las ansias de crecer rápidamente les llevan a tomar decisiones erróneas… (del error se aprende y se avanza) y desde luego desde donde no se crece, si no más bien te degradas a ti y tus principios, es utilizando la doble moral, la otra cara.

Advertisements
Anuncios

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies