Advertisements
Jaén

La Hermandad de las Escuelas celebra los cultos en honor de la Madre de Dios Inmaculada

Como cada mes de septiembre, en los muros centenarios de la Universidad de Baeza resuenan los ecos inmaculistas que nos recuerdan la inolvidable llegada de la Madre de Dios a Baeza el día del Dulce Nombre de María hace ahora cinco años.

Ante sus plantas, sobrecogidos por su cercana presencia, cautivados por el íntimo ambiente de oración, seducidos por su belleza y estimulados por su lección magistral de amor, los devotos de la Limpia y Pura se dieron cita el pasado viernes 11 de septiembre en la Iglesia universitaria de San Juan Evangelista para disfrutar un año más de la Meditación “Sine Labe Concepta”.

Una cita de profundo recogimiento espiritual y literario que este año ha estado a cargo del Rvdo. Sr. D. Jesús Díez del Corral Navío, Consiliario de Infancia y Adolescencia de nuestra diócesis y párroco de Villanueva de la Reina y Cazalilla. Durante su magnífica y sentida meditación, este joven sacerdote enamorado de la Madre de Dios nos abrió su corazón y nos acercó a la mejor de las nacidas a través de las siete lágrimas que recorren su bello rostro.

Con cada lágrima nos fue desvelando los Dolores de María invitándonos a todos los presentes a permanecer siempre muy atentos a sus palabras, para con su ejemplo llegar hasta su Hijo, realmente presente en el Sagrario, verdadero centro de la vida de un cristiano en particular y de una Hermandad en general.

Finalizó la meditación con un sensacional concierto de música sacra en honor de la Madre de Dios Inmaculada a cargo del grupo cámara de la Hermandad “Parvulis Scholis” que recibió una cerrada ovación de todos los presentes emocionados.

La jornada del sábado día 12 de septiembre, festividad del Dulce Nombre de María se celebró en la Capilla universitaria de San Juan Evangelista la Solemne Misa en honor de María Santísima Madre de Dios, en su Limpia, Pura e Inmaculada Concepción.

La celebración fue presidida por el Rvdo. Sr. D. Jesús Díez del Corral Navío y la Capilla Musical estuvo a cargo del grupo de cuerda de la Hermandad «Parvulis Scholis» compuesto por seis jovencísimos hermanos bajo la dirección de D. Álvaro Curiel Palomares.

Finalizó la celebración con el canto del Salve Regina y la veneración de Nuestra Señora que presidía el presbiterio del templo universitario.

Entre dulces aromas de jazmín e incienso amanecía María en la jornada del domingo donde sintiéndose querida por sus hijos descendía muy temprano desde el presbiterio para poder ser contemplada por sus hijos que se acercaron a lo largo de todo el día a venerarla y orar ante Ella.

Tanto en la jornada de la mañana como en la de la tarde no faltaron a la cita sus hijos rezando el Ángelus a las doce de la mañana y el Santo Rosario a las siete de la tarde.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup