Córdoba

La imagen de Poncio Pilatos acompañará al Señor Ecce Homo de Montoro

La Junta de Gobierno de la Cofradía de la Santa Vera Crux informa a sus Hermanos y devotos, que en reunión de esta Junta de Gobierno ha sido aprobado por mayoría la realización de una imagen de Poncio Pilatos que acompañará a la imagen del Señor Ecce Homo. Esta talla representará el momento en que el Gobernador de la provincia romana de Judea presenta a Jesús ante el pueblo Judío para ser juzgado y sentenciado.

Los autores de los trabajos a desarrollar serán D. Lucas Martínez de la Rosa y Dña. María de los Ángeles Serrano Soto. El proyecto se compone de la ejecución de la imagen de Poncio Pilatos, que será realizada en madera de tilo, y del acompañamiento de la silla de juicio del gobernador y unas columnas decorativas realizadas en madera de ayous que introducirán al espectador en la escena representada por el misterio.

Debemos tener en cuenta que la documentación anterior a la Guerra Civil ya demuestra que uno de los pasos a procesionar por esta Cofradía era el del Señor Ecce Homo y Pilatos. Con este proyecto recuperaremos en su totalidad esa antiquísima escena tan característica de nuestra cofradía, al mismo tiempo que realzaremos el significado evangélico que representa la imagen del Señor Ecce Homo.

Pasión de nuestro Señor Jesucristo según san Juan (19, 4-16):

«Pilato salió otra vez afuera y les dijo:
S. «Mirad, os lo saco afuera para que sepáis que no encuentro en él ninguna culpa».
C. Y salió Jesús afuera, llevando la corona de espinas y el manto color púrpura. Pilato les dijo:
S. «He aquí al hombre».
C. Cuando lo vieron los sumos sacerdotes y los guardias, gritaron:
S. «Crucifícalo, crucifícalo!».
C. Pilato les dijo:
S. «Lleváoslo vosotros y crucificadlo, porque yo no encuentro culpa en él».
C. Los judíos le contestaron:
S. «Nosotros tenemos una ley, y según esa ley tiene que morir, porque se ha hecho Hijo de Dios».
C. Cuando Pilato oyó estas palabras, se asustó aún más. Entró otra vez en el pretorio y dijo a Jesús:
S. «¿De dónde eres tú?».
C. Pero Jesús no le dio respuesta.
Y Pilato le dijo:
S. «¿A mí no me hablas? ¿No sabes que tengo autoridad para soltarte y autoridad para crucificarte?».
C. Jesús le contestó: «No tendrías ninguna autoridad sobre mí si no te la hubieran dado de lo alto. Por eso el que me ha entregado a ti tiene un pecado mayor».
C. Desde este momento Pilato trataba de soltarlo, pero los judíos gritaban:
S. «Si sueltas a ese, no eres amigo del César. Todo el que se hace rey está contra el César».
C. Pilato entonces, al oír estas palabras, sacó afuera a Jesús y se sentó en el tribunal, en el sitio que llaman «el Enlosado» (en hebreo «Gábbata»). Era el día de la Preparación de la Pascua, hacia el mediodía.
Y dijo Pilato a los judíos:
S. «He aquí a vuestro rey».
C. Ellos gritaron:
S. «¡Fuera, fuera; crucifícalo!».
C. Pilato les dijo:
S. «¿A vuestro rey voy a crucificar?».
C. Contestaron los sumos sacerdotes:
S. «No tenemos más rey que al César».
C. Entonces se lo entregó para que lo crucificaran.»

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup