Advertisements
El Capirote, Opinión, Sevilla

La mejor crónica

En este 2018 que está a punto de finalizar nos hemos encontrado con infinidad de noticias que han marcado la agenda cofradiera en unos doce meses en los que no han faltado declaraciones sorprendentes. Por un lado el Martes Santo con unos hermanos mayores satisfechos con el nuevo orden y una ruptura más que anunciada tras la victoria de Paco Vélez que está llevando a llenar las páginas cofradieras con palabras de unos contra otros. En cuanto a la Madrugada, qué me dicen del Calvario no satisfecho con su nuevo recorrido o el regreso del Silencio por unas calles por las que sería mejor que no volviera a transitar o las declaraciones del anterior hermano mayor del Amor recomendado a la Amargura por dónde tendría que tirar para que la última de las hermandades en acudir a la catedral el Domingo de Ramos pudiese aligerar su retorno al Salvador.

Dos han sido principalmente los ejes de este año en lo que respecta a la Semana Santa de Sevilla, como el nuevo orden del Martes Santo o la Madrugada. Sin embargo, en los últimos tiempos se han impuesto el primero como el más comentado en las redes sociales, sobre todo si tenemos en cuenta que la elección del actual presidente del Consejo ya afirmó cuál sería su postura en caso de salir elegido. Enfrente, el bloque entero de los hermanos mayores que, más que satisfechos con el pasado Martes Santo, no están dispuestos a dar marcha atrás.

Echando la vista atrás, no solo las redes sociales han abordado esta temática sino que la prensa no ha podido mirar hacia otro lado con relación a un tema ha trascendido los límites de lo imaginable. Cabría recordar que podríamos encontrar a dos tipos dar periodistas: los que cuentan la verdad sin pensar en las consecuencias y los que piensan en todo antes de escribir una crónica, como por ejemplo, cómo rellenar una página sin que puedan comentar ciertas afirmaciones que puedan levantar suspicacias.

Para quien suscribe, la mejor crónica de la pasada Semana Santa versó sobre el Martes Santo, recogida en el Diario de Sevilla, bajo el título “El triunfo de la novelería”. No ya por la redacción sino por la cantidad de verdades que suelta yendo más allá de las típicas crónicas que se centran en decir que el cielo estaba color panza de burra, que había bisbiseo o que a primeras horas de la mañana lo que había era un sirimiri. ¿Qué sentido tiene una carrera oficial al revés? ¿Alguien ha podido leer en prensa aquello de que “queda patente que las cofradías pasan por la carrera oficial para ganar dinero”? Pues verdades como estas se recogen, y dan para pensar en una realidad que, a pesar de ser conocida, pocos han abordado. Queda patente el servilismo de los medios, el no levantar ampollas para conseguir de primera mano las exclusivas y el no contar toda la verdad para no perder ese “compadreo” que puede traducirse en intereses. ¿Es esto periodismo?

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies