Advertisements
El Respiradero, Opinión

La Universidad «mancha» la cara de la Anunciación

Quien camine hoy por la Plaza de la Encarnación no se le puede pasar desapercibida una pancarta colgada de una de las paredes de la iglesia de la Anunciación. Y no hace mención a ninguna efemérides de alguna imagen devocional, sino a la «precariedad en las universidades públicas».

¿Cómo? Lo que usted está leyendo. La iglesia de la Anunciación presenta en el muro que da a la Plaza de la Encarnación una pancarta en la que se puede leer «contra la precariedad en las universidad públicas. Organízate y lucha. Por una educación para la clase obrera». Quien pueda leer esto, lo mínimo es que se quede extrañado. ¿La clase obrera? ¿No eran los que llevaban el dogma de la clase obrera a voz en grito por las calles de Sevilla en 1932 los mismos que quemaban iglesias? Sí y también los mismos que presionaron a la universidad para que cerraran el citado templo.

Ante tal asunto cabe decir que ese cartel está legítimamente puesto. Ya que la iglesia de la Anunciación pertenece a la Universidad de Sevilla. Esto quiere decir que la Universidad Hispalense ha dado su consentimiento para que el Sindicato de Estudiantes cuelgue del templo religioso esta pancarta política.

La cuestión está en el porqué de esta autorización, a mi parecer totalmente desafortunada. La Universidad está comprometiendo políticamente a la iglesia. Cuando estas dos instituciones deben de ser totalmente neutrales ya que representa a personas de toda condición ideológica. Es verdad que el templo pertenece a la Universidad, pero eso es un dato que muy pocos conocen y la mayoría relacionarán a la iglesia con el sindicato de estudiantes.

Este acto lo único que hace es perjudicar a la iglesia. Y la Universidad debe ser consciente de ello poniendo una pancarta con connotaciones políticas en un templo de su propiedad. Desde luego, esto solo es otro paso a favor del laicismo que imperan en las instituciones públicas. Pero diferente ya que está utilizando un templo religioso. Sólo queda preguntarnos que nos queda por ver. A partir de ahora cualquier cosa no nos extrañaría.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies