Sevilla

La verdad sobre la leyenda del Cristo de las Mieles

Featured Video Play Icon

El imaginario colectivo se compone, en ocasiones, de leyendas que han ido pasando de generación en generación bajo el halo de lo místico.

Jesús Méndez Lastrucci y Pablo Borrallo a través de su canal de YouTube «Arte sobre Arte» han abordado la leyenda del Cristo de las Mieles, que preside un lugar de privilegio en el Cementerio de San Fernando de Sevilla capital.

Esta talla que representa el momento de la crucifixión de Jesús, es una obra en bronce del escultor sevillano Antonio Susillo. Cuenta la leyenda que el autor de la obra se percató al terminarla de que le había colocado los pies al revés al crucificado, cuestión abordada por Lastrucci y Borrallo. Se cuenta que su equivocación le causó tal depresión que acabó suicidándose, a la edad de 39 años.

En esa época, los suicidas eran enviados al cementerio civil, pero Sevilla, pidió que el escultor fuese sepultado debajo de la que era su última obra. Y así fue autorizado por los órganos eclesiásticos competentes.

El toque legendario proviene de que al cabo de un tiempo se observó que de la boca del crucificado manaba miel, de ahí el sobrenombre que se le puso, creyéndose que era un milagro.

Sin embargo, unos estudios realizados vinieron a comprobar que, debido a que la imagen estaba hueca en su interior, había un panal de abejas en él, de ahí la presencia de miel.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup