Sevilla, ⭐ Portada

La Virgen de los Reyes a través de sus representaciones menos conocidas

La patrona de Sevilla y su archidiócesis se encuentra en el corazón de cada sevillano, pero también ha dejado su huella en el mundo del arte: imaginería, orfebrería, pintura, grabados… En multitud de formatos y técnicas la efigie aparece representada sobre su trono, sosteniendo al Divino Infante. A continuación, mostramos diez representaciones, algunas de ellas muy desconocidas si tenemos en cuenta el lugar en el que se hallan, ordenados cronológicamente.

Retablo cerámico de Nuestra Señora de los Reyes. Taller del Maestro de Palma Gallarda. 1722

La web Retablo Cerámico es una enciclopedia sobre un arte muy arraigado en el sur. Infinidad de obras que además se muestran clasificadas de diversos modos para que el usuario pueda encontrar en la categoría deseada la obra que busca. Como sabemos, los retablos cerámicos dedicados a la sagrada efigie son innumerables, encontrando en esta página una notable producción. Uno de los más antiguos se encuentra actualmente en un domicilio particular, midiendo 140 cm. x 200 cm. aproximadamente. Una obra de bastante antigüedad, siendo actualmente la primera de la que tenemos conocimiento en el arte de la cerámica. Según la inscripción, fue mandado construir por Manuel Sánchez, quien tuvo cargo de mayordomo y diputado en el Colegio de San Telmo de la capital hispalense. El azulejo lució en la torre de la Hacienda de San Clemente, en Bollullos de la Mitación desde 1722 hasta finales de los años veinte del pasado siglo. Posteriormente se colocó otro, de 2004 en la torre, reconstruida con posterioridad. La Virgen con el Niño Jesús, aparece acompañada por las santas Justa y Rufina y a sus pies San José. Curiosamente, la patrona se encuentra dirigiendo su mirada hacia la izquierda. En la parte inferior, escudos de la familia.

Retablo cerámico de la Virgen de los Reyes. Foto: Retablo cerámico

San Fernando ante la Virgen. Anónimo, siglo XVIII

La Biblioteca Colombina es una de las instituciones que mayor riqueza documental alberga. Son numerosas las ocasiones que aparece en sus obras una representación de la patrona trayendo aquí una de ellas. Ilustra el Libro de las Fundaciones de la Capilla Real, del siglo XVIII, obra de Joaquín Rodríguez de Quesada, y clasificado dentro de archivo de este lugar. En ella aparece la Virgen sobre una nube con ángeles apareciéndose a San Fernando, quien arrodillado contempla a la Madre de Dios. La Virgen aparece con traje blanco y dorado, como puede verse. Al fondo la ciudad de Sevilla, destacando la Giralda, rodeada por la muralla. A las afueras el campamento. Pronto la ciudad acabaría bajo la Corona de Castilla.

La Virgen de los Reyes ante San Fernando. Libro de las Fundaciones de la Capilla Real. Siglo XVIII

La Virgen de los Reyes según Joaquín Domínguez Bécquer

Aunque se desconoce la fecha exacta de su autoría, no sucede igual con su autoría. Domínguez Bécquer realizaría varios dibujos que formaron parte de la colección de José Gestoso y que fueron donados a la Biblioteca capitular del primer templo de la ciudad. Llegaron a la institución colombina en 1917 junto con otros documentos entre los que se encuentra un dibujo del Niño Jesús, otro que muestra los zapatos de la Virgen y el mecanismo de movimiento de la cabeza de la patrona. Los dibujos de las imágenes muestran el rostro de ambas, en una cuartilla y realizados a lápiz. Una representación excepcional si tenemos en cuenta que muestra el impacto visual de la Virgen al portar la corona de Beatriz de Suabia que fue robada en 1873.

La Virgen de los Reyes y el Niño Jesús. Domínguez Bécquer

Proyecto de andas de la Virgen de los Reyes. Virgilio Mattoni, 1893

En la sacristía de la capilla real puede observarse este óleo sobre lienzo fechado en 1893. El pintor sevillano representó cómo quedaría la patrona sobre un paso que no llegó a ver la luz. Ocho varales que terminaban en una flor de lis y cuyas caídas del palio eran más holgadas de lo normal mostrando castillos y leones, clara referencia a la Corona de Castilla, de la que Fernando III fue monarca. Curiosamente los varales no descansaban sobre el paso, sino que descendían por los laterales, siendo enganchados mediante un sistema de anclaje. El proyecto fue presentado por la infanta María Luisa —de ahí la dedicatoria “S. A. R. I. Serenísima Señora Doña María Luisa Fernanda de Borbón” —. También fue rechazado otro proyecto, igualmente ilustrado por Virgilio Mattoni, este anterior, de 1891.

La Virgen de los Reyes. Virgilio Mattoni. 1893

La salida de la Virgen de los Reyes. José García Ramos, 1897

La revista Blanco y Negro mostró la ciudad de Sevilla a través de diversos dibujos. José García Ramos ilustró la procesión de la patrona. Gouache, una técnica pictórica evolucionada de otras previas como la aguada, y lápiz grafito sobre papel fueron las técnicas que utilizó para una representación que fue donada por Prensa Española en 1948. Depositado en el Museo de Artes y Costumbres Populares de Sevilla, observamos la salida de la Virgen de los Reyes por la Puerta de Palos de la catedral. Varios religiosos y soldados con bayonetas escoltando el paso aparece en el centro. En la parte inferior, los devotos arrodillados, llamando la atención la mujer que extiende sus brazos, implorando ante la sagrada efigie. En la izquierda, una mujer dirige su mirada al espectador, haciéndolo partícipe de la escena.

La salida de la Virgen de los Reyes. García Ramos. 1897

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup