Córdoba

La visión del cartelista

Concluye paulatinamente la Semana Santa de Córdoba a la que únicamente resta la presencia en las calles cordobesas de la Hermandad del Resucitado para que comience un nuevo maravilloso descuento que se completará el próximo Domingo de Ramos. Una Semana Santa que ha contado con un cuadro anunciador de gran categoría, extremadamente simbólico, que ha estado protagonizado por los titulares de la Hermandad de la Sentencia y la actual Carrera Oficial que ha provocado una auténtica metamorfosis en su fisionomía y en su propia idiosincrasia.

Un cuadro anunciador extremadamente simbólico, cuya idea original está basada en la profecía de Ezequiel, en la que la puerta de Jerusalem se rompería por un grito del Mesías, aparece ilustrada en la obra por la existencia de la puerta dorada en la Catedral de Córdoba al igual que la de Jerusalem. A través de esta profecía, Cesar Ramírez y sus asesores quisieron “recordar esa profecía rompiendo la puerta con un grito en forma del contorno del casco histórico de Córdoba”.

Este Viernes Santo, el autor de esta obra excepcional, César Ramírez, ha estado en Córdoba, en la Catedral, para presenciar en ella el discurrir de las cofradías que, desafiando a los elementos, han cumplido con el rito, realizando estación de penitencia ante el mismísimo Dios. Quién sabe si la visión del artista, cuya visión personal ha sido este año bandera de la religiosidad popular de la ciudad de Córdoba, propiciará en el futuro, nuevas maravillas para ilustrar a las cofradías cordobesas.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup