Advertisements
Internacional

Las autoridades filipinas temen un grave repunte de casos tras la procesión del Nazareno Negro en la que participaron más de 20.000 fieles

Más de 20.000 fieles participaron en la procesión del Nazareno Negro en Manila, la capital de Filipinas, un acto católico que según las autoridades podría convertirse en un problema por los contagios del nuevo coronavirus.

Concretamente, el Ayuntamiento de Manila ha informado de 22.840 participantes en la procesión a las 9.34 horas de la mañana en el barrio de Qipao, lejos en cualquier caso de los 2,3 millones de personas que participaron en la ceremonia el año pasado, informa la prensa filipina.

La procesión como tal está prohibida por motivos sanitarios y se ha sustituido por 15 misas con 400 asistentes por ceremonia en la Basílica Menor del Nazareno Negro que han comenzado a las 4.30 horas de la madrugada.

Los participantes además han guardado la distancia social para esperar su turno para la misa frente al templo cristiano. Hasta mediodía se estima que una 400.000 personas habían visitado el paso del Nazareno Negro, ha explicado el jefe de la Policía de Manila, el general de brigada Leo Francisco, en declaraciones a la agencia de noticias DPA.

El párroco de la Basílica Menor, Douglas Badong, ha emplazado a lso fieles a seguir las misas por Internet o asistir a misa en su parroquia. «Aunque solo sea ver al Nazareno por una pantalla, tendréis la misma bendición que si fuera en persona», ha asegurado.

La talla del Nazareno Negro llegó a Manila procedente de México en 1606 gracias a unos misioneros españoles. El barco se incendió y por eso la figura, con restos del siniestro, fue rebautizada como el Nazareno Negro.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup