La taberna de Julio, 💙 Opinión

Las hercúleas manigueteras de la Paz y Esperanza

Niño, no se cómo lo hacen pero hay cofradías que, sin necesidad alguna, montan una buena con una facilidad pasmosa. ¡Alucinado me he quedado con la eliminación de las manigueteras de la Paz que la hermandad ha anunciado esta semana!

Que si se les va el dorado de tanto tocarlas, que si las piezas sufren y hasta se están venciendo… ¡Que se están venciendo las maniguetas! ¡Venciendo! ¡Por todos los Santos que hay en el cielo! ¡Por la Santa Virgen del Carmen y la Inmaculada Concepción! ¡Dios mío todopoderoso! ¿Acaso las manigueteras del paso de Humildad y Paciencia van acostadas sobre las maniguetas como si fueran perezosos agarrados a la rama de un árbol? ¿O resulta que son unas manigueteras Sansonas salidas del último gimnasio de moda del pijerío cordobés?

Niño, el otro día me llamó un amigo de Málaga escandalizado con tan peregrinos argumentos para suprimir las maniguetas y, ni corto ni perezoso, me preguntó: Julio, hijo mío, ¿tú crees que esas cuatro benditas mujeres que salían de manigueteras podrían llevar ellas cuatro solas el trono de la Esperanza del Perchel este año?

Yo ya le dije que no tenía el gusto de conocerlas en persona, pero que sí que estaba dispuesto a buscarlas para que me traigan los barriles de cerveza a la taberna como si llevaran en la mano una aceituna pinchada en un palillo de dientes. ¡Así debían de ser las hercúleas manigueteras de la Paz y Esperanza!

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup