Córdoba

Las Lágrimas en su Desamparo incorpora una nueva cinturilla de Mercedes Castro a su ajuar

La junta de gobierno de la Hermandad de la Misericordia ha desvelado a sus hermanos, mediante una nota pública difundida a través de sus medios oficiales de información, que la bordadora Mercedes Castro ha terminado y entregado la cinturilla para Nuestra Señora de las Lágrimas en su Desamparo que no pudo ser estrenada la pasada Cuaresma por la suspensión de los actos previstos.

La pieza, que según ha notificado el equipo de gobierno de la corporación de San Pedro, ha sido sufragada con donativos de las camaristas, el hermano vestidor y un cofrade que desea permanecer en el anonimato, contiene los bordados del siglo XVIII procedentes del antiguo manto pequeño cuya orla fue pasada al manto de vistas estrenado el pasado mes de noviembre que no pudieron incorporarse a dicho manto.

Se trata, tal y como relatamos en Gente de Paz el pasado mes de febrero, de una pieza confeccionada a partir de unos bordados antiguos conservados por la Hermandad, con la única parte de dichos bordados que –por ser única– no pudo ser adaptada al manto negro que estrenase la Virgen el pasado otoño. Una pieza que supone la culminación de un proyecto que llevaba muchos años pendiente de materialización “gracias al tesón de las camaristas”.