Advertisements
El viejo costal, 💙 Opinión

Los cambios inminentes…

Vamos sobreviviendo a esta pandemia, que parece al menos por ahora, está siendo superada, superada con los miles de fallecidos, cientos de miles de contagiados, también curados y como resumen todos confinados en casa. Ahora con ligeras libertades, como la salida de una hora para los peques de casa, cercanos paseos de hasta un kilómetro de distancia, y si esto sigue mejorando, podremos salir el resto de las personas a estos livianos paseos, dentro de pocos días.

Pero eso no es lo importante, lo importante es el cambio inminente de nuestra forma de vivir y de convivir con el resto de las personas, con el resto de nuestras tradiciones, hemos de reconocer que nos ha cambiado para el resto de nuestras vidas.

Planteaban en esta misma página la vuelta a “las ruedas” de los pasos de nuestra Semana Santa, y no será una idea descabellada siempre que esta pandemia requiera de la distancia, esa distancia que han dado en llamar “social”, yo me planteo que, menudo cambio en nuestras fiestas tradicionales, todas de bulla, Semana Santa, Cruces de Mayo, Feria, Fuensanta, Corpus y tantas otras.

Si la distancia social va a marcar los siguientes meses de nuestra vida, ¿Cómo vamos a celebrar estas fiestas?, ¿deberán de evolucionar a ser más “distantes”? ¿Cómo serán los inminentes cambios?, no me puedo imaginar una carrera oficial con las sillas a dos metros una de otras, creo que solo sería posible en el vial norte, dejando nuestra Mezquita-Catedral abandonada de personas en su entorno, no por no merecerlo, si no por una cuestión de espacio. Ésta misma semana he visto como un amigo mío se ha montado su caseta particular en casa, para mantener la fiesta anual de su feria de abril, en la vecina ciudad de Sevilla. Adaptación que va a cambiar nuestra vida y creo que también nuestras tradiciones.

Muchos de los actos multitudinarios previstos en Andalucía han sido anulados, otros no, y se me vienen a la cabeza algunos que, de momento se mantienen en nuestras agendas, alguna coronación, y otras salidas extraordinarias. Y creo que deberían plantearse la posibilidad de retrasarse, por decir un periodo de tiempo, al menos un año, postergándolas al 2021, igual se reduce la distancia social y estos actos quedarían plenos en su esplendor y de la forma en que la tradición lo manda, en multitud de asistentes.

Y en caso de que la distancia social no variase en ese periodo de tiempo, al menos nos daría tiempo a preparar alguna alternativa para conseguir la máxima asistencia con el mínimo riesgo de contagio para sus asistentes, y organizadores.

Nos vamos que ir acostumbrando a estos cambios de forma inminentes, que a todos nos afectarán, y de los que solo podremos salir, no con anulación y pérdida de estos actos, si no con una ágil adaptación a las necesidades que esta pandemia nos impone.

Espero que llegue pronto una solución médica, en forma de vacuna o de medicamento eficaz contra el coronavirus, para poder seguir sin modificar tanto nuestras vidas, nuestras tradiciones y fiestas.

Solo la adaptación inmediata, es la única solución inmediata para luchar contra los cambios inminentes.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup