Jaén

Los estrenos que tendrán que esperar para el Domingo de Ramos linarense de 2021

La ciudad de Linares ha despertado bajo un sol de justicia entre las tinieblas del tiempo que nos atañe. Sin fieles y sin procesiones en las calles, la providencia no ha dejado a las Hermandades huérfanas de una Semana Santa en familia que de manera atípica será la tónica de este tiempo.

La primera de las dos Hermandades que debían procesionar bajo el amparo del sol linarense, tendría que haber sido la Cofradía de la Borriquilla. Una Corporación que debería haberse puesto en la calle a las 10:00h de la mañana y que este año estrenaba el nuevo palio de Nuestra Señora de la Alegría. El paso de palio iba a acaparar todos los estrenos, empezando por la renovación de las bambalinas que este año presentaría bordada la delantera por la parte externa e interna de la misma, trabajo que ha recaído sobre el bordador sevillano José Arjona bajo diseño de José Manuel de Haro. También debía haberse estrenado la nueva parihuela y bastidor para el techo de palio, trabajos realizados por el tallista cordobés José María Higueras, así como, una nueva saya de salida para la Virgen, obra del bordador cordobés Francisco Mira, y la realización de nuevas túnicas para abastecer la demanda de todos los hermanos.

La Cofradía de la Santa Cena, Hermandad que cierra el Domingo de Ramos linarense, también presentaba grandes estrenos para esta jornada, entre los que destacan, la tercera fila de candelería del paso de María Santísima de la Paz, así como, la realización de las ocho jarras laterales, un nuevo tocado y un rosario, todo ello en el paso de palio. También destacaba la realización de un nuevo Sine Labe y un nuevo Guión Sacramental, así como, 25 nuevos hábitos penitenciales.